11 de octubre de 2013 / 01:54 a.m.

Los componentes de la selección de futbol de Panamá, evadieron a los reporteros que se dieron cita para dar cobertura a su arribo en el aeropuerto internacional de la capital, para su encuentro de mañana ante el seleccionado de México.

Jugadores y cuerpo técnico del cuadro canalero, llegaron hasta el área de aduana, donde cumplieron con lo administrativo y luego caminaron por dentro y luego desaparecer por las instalaciones de salida.

De hecho nunca se les vio salir por más que medio centenar de representantes de los medios de comunicación, se movilizaron entre una y otras puertas de salida, pero nunca se les vio abandonar la instalación.

Un ir y venir, a veces en carrera, desarrollaron los representantes de los medios de comunicación para ir de una puerta de salida a otra, con los ojos buscadores por todos lados, pero nada, se perdieron por dentro del aeropuerto.

La Federación Mexicana de Futbol (FMF), mediante la comunicación que tuvo con la Federación Panameña, informó que el entrenador canalero Julio César Dely Valdés y un jugador harían declaraciones a los reporteros.

Pero nada, como nada sucedió de la práctica que tenían por la noche en la cancha del Estadio Azteca, porque la cancelaron, informó la misma FMF.

Entre los reporteros hubo infinidad de comentarios por la actitud de los panameños. "Tal vez se asustaron al ver tantos reporteros", dijo uno.

Otro se refirió a que el entrenador habló en Miami, Florida, al concluir el entrenamiento matutino. "Quiero pedir 120 millones de disculpas", declaró allá porque, dijo, no creía que se hiciera mucho escándalo con lo que dijo: "cuál himno se escuchará, el de Argentina o de México".

Esto en alusión al llamado de los argentinos naturalizados mexicanos Christian Giménez y Lucas Lobos. "Fue una broma", argumentó en Miami.

Notimex