23 de abril de 2013 / 12:12 p.m.

Doctor Arroyo • En las zonas rurales de Nuevo León hay miedo por la sequía, reconoció doña Atanasia Luna Hernández, una mujer de 68 años que vive en el ejido Las Coloradas, en Doctor Arroyo.

Ella y sus vecinas han tenido que recorrer grandes distancias cargando botes con agua y aprender a racionarla entre el consumo personal, para la comida y el aseo de la casa.

La tensión en los ejidos disminuyó al ver las pipas que enviaron el Gobierno del Estado y la Comisión Nacional de Agua.

Don Jesús Silva es otro de los adultos mayores que ha vivido siempre en la zona rural, comentó que en el ejido Las Margaritas, ubicado a unas cuatro horas de la cabecera municipal, nunca habían vivido una situación tan complicada.

Hasta los que tenían animales para criar se dedicaron a la talla de lechuguilla pues no queda otra forma de obtener recursos.

Desde que arrancó el programa emergente por la sequía en 43 municipios rurales, que incluyen dos mil 24 comunidades, se han distribuido 138 millones de litros de agua en 135 sedes, informó la Secretaria de Desarrollo Social, Aurora Cavazos.

Ella, el director del Seguro Popular, Alejandro Moreno, el diputado federal Marco González y el director de la Fundación Multimedios, Ruperto González Treviño, acudieron a los ejidos La Boquilla, Las Coloradas, Las Agüitas y presa San Carlos del municipio de Doctor Arroyo para entregar apoyos alimentarios y supervisar la entrega de agua a los habitantes de la zona sur de Nuevo León.

SANDRA GONZÁLEZ