7 de marzo de 2013 / 02:44 p.m.

Lobos se quedó con las ganas de obtener el triunfo de la honra en la Copa MX, tras rescatar apenas el empate a uno con los Freseros del Irapuato, en partido de mero trámite celebrado la noche de miércoles en la cancha de Ciudad Universitaria, donde ambos conjuntos quedaron a deber, ya que lo único destacado fue la manufactura de los goles.

Cotejo al que los Licántropos salieron con el ánimo de sorprender, y tras un par de arribos con poco peligro, fueron cayendo en un letargo que permitió a los visitantes reaccionar con algunos embates sin consecuencia, situación que generó pronto el descontento de la escasa afición que ahí se dio cita.

Al llegar el 16 en el reloj, Lobos pudo inaugurar el tanteador con un balón filtrado a Carlos Eduardo Souza "Dudú", que la prendió con potencia, pero justo a la salida del arquero Manuel Corona, que contuvo el cañonazo para alentar a los suyos a buscar la ocasión que les diera la victoria.

Situación que a nada estuvieron de conseguir, luego de que un mal despeje de la zaga Lobezna, al 35, no fue aprovechado por los arietes freseros, que dejaron vivir a los poblanos, que tres minutos más tarde, vieron caer su marco con un golazo cortesía del ex Camotero, Iñigo Rey.

Diana que al 38 cayó en cobro de tiro libre directo, mismo que el atacante foráneo cobró a la perfección, tras repetir un primer intento, para dejar el balón en la zona tejida a la altura del ángulo, lo que resultó imposible para el guardavallas, José Francisco Canales, que pese a su vuelo, no pudo evitar el 0 a 1 en contra para la BUAP.

Si bien los dirigidos por Ignacio Rodríguez buscaron reaccionar antes del medio tiempo, todo quedó en meras aspiraciones, donde apenas se recuerda un disparo lejano de Daniel Tehuitzil, que pese a no llevar mucha potencia, complicó el lance del arquero, que casi con las uñas, alcanzó a mandar al tiro de esquina.

Ya en el complemento, con los primeros ajustes en la estrategia universitaria, los Lobos retomaron su idea de recuperar el terreno perdido, dejando el primer aviso con "Dudú", que a servicio de José Luis Pineda, no controló y sólo pudo sacar un punterazo que se abrió angustiosamente sobre la línea de meta.

No obstante, fue hasta el 62 cuando los Licántropos emparejaron los cartones, luego de que un rebote favoreció a Carlos Eduardo Souza, que sin pensarlo dos veces, detonó su cañón con potencia para anidarla en la zona tejida, decretando así el 1 a 1 definitivo que no sufrió mayores cambios.

Con dicho resultado, al término de la Copa MX, Lobos sumó apenas dos puntos y convirtió una sola anotación, situación que los lleva ahora a pensar en su siguiente afrenta en Liga hasta la Jornada 11 con los Leones Negros de la U de G, ya que el fin de semana no verán acción por su descanso obligado.

Edgar González