23 de febrero de 2013 / 03:35 p.m.

Monterrey • El reloj marcaba la 1:45 de la madrugada y dos menores de edad, jugaban en el patio de una vecindad ubicada en el cruce de Escobedo e Isaac Garza, los vecinos reportaron el hecho a la Policía de Monterrey.

Los uniformados llegaron a la casa marcada con el número 634 de la calle Escobedo y fueron recibidos con una sonrisa del menor David Ezequiel de 6 años de edad quien corría junto con su hermano Carlos Abraham de siete.

Los elementos policiacos se dirigieron a la vivienda y observaron que no había ninguna persona adulta en el interior, pero detectaron que no eran las condiciones óptimas para que un menor de edad viviera en ese domicilio.

Fueron llevados de inmediato a las instalaciones del Parque Alamey, donde fueron atendidos y cuestionados sobre la identidad de sus padres.

Únicamente mencionaron que su madre se llama Marlen y que trabaja en un negocio de pollos rostizados, mientras que su padre responde al nombre de Rafael, pero no supieron decir a la autoridad donde trabajaba.

Ambos portaban un teléfono celular en el cual tenían grabado el número telefónico de su mamá, por lo que el juez calificador trato de comunicarse, pero nunca respondieron la llamada.

Les fue practicado un dictamen médico el cual no mostró ningún tipo de maltrato, por lo que después de permanecer en las instalaciones de esta corporación policiaca, fueron llevados al DIF Capullos en el municipio de Guadalupe.

FRANCISCO JAVIER CANTÚ