10 de marzo de 2013 / 12:29 a.m.

Los Ángeles • La cantante estadunidense Lindsay Lohan se rehúsa a aceptar la resolución de la Fiscalía General, por mentir a las autoridades policíacas, la cual consta en pagar la falta con pasar algún tiempo en la cárcel o enfrentar un proceso de rehabilitación.

Aunque la también actriz se encuentra en espera de la resolución de la fiscalía, fuentes cercanas a la cantante han asegurado que ella no pretende aceptar ninguna de las dos posibilidades con las que pagaría su falta, como así lo reporta el portal web NTN24.

"El fiscal general de Los Ángeles pide para la actriz o bien un tiempo en la cárcel o en rehabilitación como medida para llegar a un acuerdo por haber mentido a la policía. Lindsay habría tenido que ir a rehabilitación como mínimo durante 60 días; de haber elegido la prisión, el tiempo sería de 45 días", señaló la fuente.

Agregó: "Pero ella se niega a aceptar ningún trato que suponga algún tipo de confinamiento. Cualquier persona con su pasado criminal sería muy afortunada si le ofrecieran un acuerdo tan bueno como éste, pero ella no parece entenderlo. A menos que Lindsay muestre una pizca de sentido común, el caso terminará yendo a juicio".

Al respecto del proceso que enfrenta Lohan, su abogado Mark Heller, manifestó la seguridad de poder alcanzar un buen trato con los fiscales, mientras que su clienta seguirá con el juicio programado para el 18 de marzo próximo.

"Lindsay está preparada para ir a juicio. Siempre ha querido enfrentarse a un jurado popular y está segura de que será absuelta. No tiene nada que esconder", dijo el abogado.

NOTIMEX