12 de mayo de 2014 / 08:03 p.m.

Lothar Herbert Matthäus, nombre completo del ex internacional alemán, nació en marzo de 1961 en Erlangen, una ciudad de Franconia. En la tranquila Herzogenaurach Loddar, como se refieren a él los tabloides, se incorporó a las categorías juveniles del club de fútbol local. 

Por lo visto, él tampoco podía imaginárselo, pues al terminar su etapa escolar, Matthäus empezó a cursar estudios de decoración de interiores, que completó con éxito pese a su dedicación al fútbol. No obstante, pronto se hizo evidente que el hoy veterano de 53 años encontraría su sitio sobre los campos de hierba y no entre muebles y cortinas.

Primer contrato profesionalMatthäus fue convocado a la edad de 18 años a la entonces selección nacional juvenil de Alemania, y en consecuencia atrajo la atención de la Bundesliga. Ese mismo verano de 1979, el centrocampista fue fichado por el Borussia Mönchengladbach, uno de los clubes de mayor éxito de los años setenta.

Pero Matthäus, que desde siempre ha tenido un carácter fuerte, no se dejó impresionar por los grandes nombres y enseguida se ganó el favor de Jupp Heynckes, entrenador entonces del club de la Baja Renania. Entre los Potros, el franconio se hizo un hueco en el once titular en su primera temporada y el equipo alcanzó la final de la Copa de la UEFA, aunque perdió ante el Eintracht de Fráncfort.

Gracias a sus constantes buenos desempeños en labores ofensivas desde el mediocampo, Matthäus fue nominado para la Eurocopa 1980, donde disputó su primer partido internacional (contra Holanda, 3-2). Al final del certamen, festejó su primer gran título con el combinado teutón.

Acudió a la Copa Mundial de la FIFA organizada en 1982 en España. Sin embargo, al igual que le ocurriera dos años antes con Bernd Schuster, su posición en aquel equipo estaba preasignada a un jugador más experimentado que él, Paul Breitner, de manera que tuvo que conformarse con el papel de suplente.

Edad de oroLa mejor época de Matthäus se inició en 1984 con su traspaso al Bayern de Múnich. A las órdenes del legendario entrenador Udo Lattek, siguió los pasos de Breitner y condujo al club de la capital bávara hasta el título de liga ya en su primera campaña. Luego, el joven de Erlangen fue aumentando su valía año tras año hasta convertirse en uno de los mejores futbolistas internacionales. En su segundo año en la entidad a orillas del Isar, logró el doblete de liga y Copa de Alemania.

Por esas fechas, Matthäus viajó como titular a la Copa Mundial de la FIFA en México 1986, donde actuó en el centro de la línea media junto a Felix Magath a las órdenes de Franz Beckenbauer, y guió a los suyos hasta la final. Allí los alemanes sucumbieron por 2-3 ante Argentina y, como había sucedido cuatro años antes, tuvieron que contentarse con el subcampeonato.

El hoy capitán honorífico de la selección alemana tuvo el honor de lucir por primera vez el brazalete de capitán de la Mannschaft en marzo de 1987. Beckenbauer depositó toda su confianza en Matthäus, que se la pagó con creces con sus magníficas actuaciones.

Tras adjudicarse su tercer campeonato con el Bayern de Múnich en 1987, el astro de 1,74 metros de estatura anunció su traspaso al Inter de Milán. Nada menos que Giovanni Trapattoni fue el entrenador de Matthäus en la liga italiana. Y bajo la tutela de este estratega, el alemán se transfiguró en estrella mundial.

Como ya le sucediera en Múnich, en su primera temporada en el Inter ganó el Scudetto. Y un año después, alcanzó el cénit. En la Copa Mundial de la FIFA Italia 1990, capitaneó y manejó sensacionalmente los hilos del entramado alemán que se coronó campeón del mundo. Por si fuera poco, ese mismo año fue distinguido con los premios al Futbolista Alemán del Año, Futbolista Europeo del Año y Futbolista Mundial del Año. En 1991, el as teutón volvería a ser honrado con el título de Jugador Mundial de la FIFA.

Las lesiones no pueden con MatthäusTras una larga convalecencia por su lesión en el ligamento cruzado de la rodilla, Matthäus regresó al Bayern de Múnich y, en septiembre de 1992, volvió a competir en la Bundesliga.

A partir de entonces cambió de posición sobre el terreno de juego, tanto en su club como en la selección. De ocupar el centro de la medular pasó a actuar de líbero en una demarcación un poco más retrasada. A las órdenes de su antiguo mentor, Beckenbauer, el nuevo mariscal de la defensa reconquistó con los muniqueses en 1994 el campeonato alemán. En cambio, sufrió una dolorosa desilusión en la cita global organizada en Estados Unidos, donde Alemania se despidió en cuartos de final tras naufragar ante Bulgaria.

Las lesiones siguieron cebándose con el líbero. En 1995, con 34 años, un desgarro en el talón de Aquiles apartó de los campos durante varios meses y algunos expertos empezaron a hablar del ocaso de su carrera. Pero se equivocaban.

Voluntad de hierroMerced a su increíble disciplina y fuerza de voluntad, Matthäus volvió a resurgir de sus cenizas tras ese revés y contribuyó de manera decisiva a que el campeón histórico alemán alzara la Copa de la UEFA en 1996.

Matthäus se perdió la Eurocopa de Inglaterra por sus discrepancias con el entonces seleccionador alemán, Berti Vogts. Dos años más tarde convocó a Matthäus, de 37 años, a la Copa Mundial de la FIFA en Francia. Su último partido mundialista lo disputó en cuartos de final contra Croacia (0-3), y fue su 25º, récord absoluto.

Su último gran torneo finalizó con una enorme decepción. En la Eurocopa de Bélgica y Holanda 2000, los alemanes fueron despachados en la primera ronda. En el tercer duelo de grupo contra Portugal (0-3), Matthäus puso punto final a sus 20 años de idilio con la selección de Alemania, después de 150 partidos y cinco Copas Mundiales.

El astro germano colgó definitivamente las botas en 2000 en las filas del NY/NJ Metro Stars estadounidense.

Carrera como jugadorPalmarés internacional5 participaciones en la Copa Mundial de la FIFA (1982, 1986, 1990, 1994 y 1998)Campeón del mundo en 1990Subcampeón del mundo en 1982 y 1986Campeón de Europa en 1980Palmarés en el fútbol de clubes7 ligas de Alemania: 1984/85, 1985/86, 1986/87, 1993/94, 1996/97, 1998/99 y 1999/20001 liga de Italia: 1988/892 Copas de Alemania: 1985/86 y 1997/982 Copas de la UEFA: 1990/91 y 1995/96Clubes1979-1984: Borussia Mönchengladbach1984-1988: Bayern de Múnich1988-1992: Inter de Milán1992-2000: Bayern de Múnich2000: NY/NJ Metro StarsPalmarés individualFutbolista Mundial del Año: 1990Futbolista Mundial del Año de la FIFA: 1991Futbolista Europeo del Año: 1990Futbolista Alemán del Año: 1990 y 1999Capitán honorífico de la selección alemana

CURIOSIDADES

El alemán fue el primer jugador que recibió el premio al Futbolista Mundial del Año de la FIFA. Fue en 1991, cuando Matthäus jugaba en el Inter de Milán.

Loddar, como le llaman a Matthäus en la prensa amarilla, se ha casado cuatro veces. Su esposa actual es 26 años más joven que él.

El astro del fútbol alemán, oriundo de Erlangen, se licenció como decorador de interiores antes de emprender su carrera profesional como futbolista.

Matthäus es uno de los dos jugadores que ha participado en cinco Copas Mundiales de la FIFA. El alemán comparte esa plusmarca con el mexicano Antonio Carbajal.

Lothar Matthäus jugó 150 partidos internacionales con la selección de Alemania y es por tanto el jugador que más veces ha vestido la camiseta del tricampeón del mundo.

REDACCIÓN CON INFORMACIÓN DE FIFA