6 de mayo de 2013 / 10:27 p.m.

Un oportuno ataque en solitario le dio el lunes a Luca Paolini la victoria en la tercera etapa del Giro de Italia y el primer lugar de la clasificación general.

Paolini, del equipo Katusha y quien corre su primer Giro a los 36 años de edad, se despegó en el tramo final del último descenso y completó en cinco horas, 43 minutos y 50 segundos un recorrido de 222 kilómetros (138 millas) entre Sorrento y Marina di Ascea.

Cadel Evans entró segundo, a 16 segundos, tras superar en la acelerada final al campeón del año pasado Ryder Hesjedal, quien recibió el mismo tiempo.

El favorito Bradley Wiggins entró octavo y marcha segundo en la general, a 17 segundos de Paolini. Está igualado con el colombiano Rigoberto Urán, su compañero en el equipo Sky, quien trepó del quinto al tercer lugar en la clasificación general tras cruzar la meta con el pelotón que escoltó al ganador y ocupó el 14to lugar en la etapa.

Otro colombiano, Sergio Luis Henao, figuró 18vo, a 36 segundos, y cayó del tercero al décimo puesto en la general, a 37.

Paolini atacó en el momento justo, a 6,5 kilómetros de la meta y nadie lo pudo seguir.

"Es increíble ganar como lo hice y de paso alzarme con la casaca rosada", declaró Paolini. "Mi padre está hospitalizado, reponiéndose de una operación menor. Esta victoria es para él".

"Sufrí para seguir el tren de los demás en el ascenso y traté de mantener mi ritmo. Sabía que había una pequeña subida cerca del final que podía beneficiarme porque soy bueno en el descenso. Me jugué. Corrí como su fuese una clásica (de un día)", manifestó el italiano.

Hesjedal intentó despegarse del resto varias veces en el ascenso final, pero fue neutralizado siempre.

La etapa se corrió a lo largo de la pintoresca costa amalfitana y registró una fuga de siete ciclistas que llegaron a sacarle siete minutos al resto promediando el recorrido.

Pero Sky, que el domingo ganó la contra reloj por equipos, estuvo siempre en control de la situación y la brecha comenzó a acortarse paulatinamente hasta que los fugados fueron pillados.

El martes se correrá un tramo montañoso de 246 kilómetros entre Policastro Bussentino y Serra San Bruno. Es la segunda etapa más larga del Giro, que concluirá el 26 de mayo en Brescia.

AP