29 de mayo de 2013 / 06:42 p.m.

Ocho deportes estaban compitiendo por un solo puesto en el programa olímpico. Los cinco deportes que fueron eliminados de la contienda fueron karate, deportes sobre ruedas, alpinismo deportivo, tablaestela (wakeboard) y el arte marcial chino del wushu.

La junta ejecutiva del COI presentará a la lucha, el squash y el béisbol-softbol a la asamblea plenaria del COI para que tome la decisión final el 8 de septiembre en Buenos Aires.

"Es una buena mezcla de deportes de equipo e individuales", opinó el vicepresidente del COI Thomas Bach.

La decisión se produjo después que las ocho federaciones deportivas correspondientes hicieron presentaciones a puerta cerrada a la junta ejecutiva del COI.

La junta sufragó por voto secreto en varias rondas, y la lucha ganó en la primera ronda, con ocho de los 14 votos.

El béisbol-softbol venció al karate por 9-5. El squash consiguió pasar a la ronda final al obtener ocho votos, derrotando al wushu —que recibió cuatro votos— y el alpinismo deportiva —con dos_.

El béisbol masculino y el softbol para las mujeres, que ha estado fuera del programa desde los Juegos de Beijing 2008, se fusionaron en una sola federación para mejorar sus posibilidades de volver al máximo escenario deportivo mundial.

"Nos sentimos conmovidos y honrados", dijo Riccardo Fraccari, copresidente de la Confederación Mundial de Béisbol-Softbol. "La decisión nos motiva a trabajar aún más duro en nombre de los atletas".

El squash está compitiendo por tercera vez para ganar un sitio entre las disciplinas olímpicas.

Durante su junta en febrero, el COI eliminó sorpresivamente a la lucha libre deportiva, cuya tradición se remonta a los antiguos Juegos Olímpicos, de la lista de los principales deportes olímpicos. La decisión provocó la protesta internacional y Estados Unidos, Rusia, Irán y otros países unieron fuerzas para reintegrar la disciplina.

La adición de la lucha libre afectará a otros deportes. Si el COI reintegra la lucha en septiembre, el Comité no cumplirá su objetivo original de incorporar una nueva disciplina en los juegos de 2020.

La lucha, que tiene las categorías de estilo libre y grecorromana, ha vivido toda una revolución desde que el COI la rechazó en febrero.

Raphael Martinetti renunció como presidente de la Federación Internacional de Luchas Asociadas y fue reemplazado por Nenad Lalovic. La FILA integró a mujeres y atletas en la toma de decisiones y se promulgaron cambios para que este deporte sea más atractivo.

Entre los cambios, se propuso que los enfrentamientos consten de dos sesiones de tres minutos en lugar de tres de dos minutos. La puntuación será acumulativa, en lugar del sistema anterior, del mejor de tres.

La decisión del COI fue seguida de cerca por las tres ciudades candidatas a organizar los Juegos de 2020: Estambul, Madrid y Tokio.

Los representantes de las tres ciudades se encuentran en San Petersburgo para hacer presentaciones el jueves durante la convención SportAccord. La lucha libre es muy popular en Turquía y Japón.

AP