IVÁN CASTAÑEDA
4 de agosto de 2013 / 04:37 p.m.

México • El estereotipo de la "niña bien" que inicia como actriz en la televisión mexicana y luego se convierte en cantante, generalmente crea escepticismo por un sector de público que llega a juzgar la autenticidad de la persona.

Para Camila Sodi, hija de la escritora Ernestina Sodi y sobrina de Thalía y Laura Zapata, estas etiquetas han sido una constante dentro de su carrera artística, que había variado en televisión, cine y modelaje.

Con su nuevo proyecto musical, Camila, de 27 años, 1.60 de estatura, cabello lacio y labios perfectamente delineados busca romper dichos patrones determinados y dentro de su faceta vivencial independiente.

"Hay mucha gente que me juzga, porque tienen una imagen de mí establecida y las críticas al principio puede ser que me afectaran un poco, pero ahorita yo ya no me ando con mamadas, soy una persona que tiene dos hijos, que quiere ser feliz, disfrutar la vida.

"Si me van a encasillar en que nada más soy actriz de novelas, o nada más soy actriz de cine, o nada más soy la ex esposa de tal, ese es su problema, yo me responsabilizo de mi vida, de ser una mujer que mis hijos admiren y de que con algo de mi arte, ya sea la actuación o la música, deje algo bueno en este mundo", comentó en entrevista.

Incursionar en la música fue algo que siempre quiso hacer, pues desde niña colaboraba con su hermano Fernando, quien le contagiaba su pasión por cantantes como Bruce Springsteen, Bob Dylan, Prince, Mariah Carey y Bárbara Streisand.

"Uno no se transforma en nada, solo se sacan cosas que tal vez no había enseñado antes públicamente, siempre hice música, pero no era la época de Youtube, para poder filtrarlo", mencionó Sodi, mientras se preparaba junto a su banda, para interpretar temas como “Amores residuales" y "Me voy".

En esta nueva faceta, la salida de su primer disco titulado Ella y el muerto, le causa una alegría como pocas, ya que tardó varios años en poder concretar algo que le gustara, alejado del pop.

"Mi gran influencia es Trent Reznor y en general sonamos bastante orgánico, es una onda triphopera. Tenemos colaboraciones de Carlos Chairez y Ulises Lozano (Kinky), nos hicimos súper compas e hicimos muy buena mancuerna musical", señaló la cantante, quien también compone y escribe.

Sobre las letras de las canciones de su álbum en las que predomina el desamor, Camila no ahondó en detalles y no quiso hablar de su reciente ruptura con Diego Luna; sin embargo, indicó que "luego se canalizan cosas".

"Son experiencias propias y también hay veces que te creas personajes", mencionó Sodi, quien pretende acaparar más reflectores en el mundo musical, línea independiente.