10 de julio de 2013 / 05:08 a.m.

De manera inesperada el pasado martes por la noche el refuerzo felino Gerardo Lugo fue intervenido quirúrgicamente en un hospital de la localidad, todo esto luego de que estudios previos arrojaron un cálculo renal informó el club felino.

“Luego de una serie de estudios a los que fue sometido, el jugador Gerardo Lugo tuvo que ser intervenido esta noche de un cálculo renal”, citó el comunicado de prensa.

Fue durante 45 minutos lo que el mediocampista se sometió a una endoscopía la cual consistió en extracción de cálculos de uretero y riñón derecho y fue llevada a cabo por los urólogos Héctor Raúl Calderón y Miguel Ángel Orozco.

Lugo salió del hospital ayer y se encuentra en su casa recuperándose lo cual le llevara de una semana a 10 días para poder regresar a los entrenamientos y unirse al equipo para trabajar normalmente.

Redacción