Oscar Arturo Proa
17 de julio de 2013 / 02:31 a.m.

Después de cuatro días de haber sido operado de un cálculo renal, Gerardo Lugo  se presentó a entrenar este martes de la mejor forma posible.

 

El refuerzo felino para esta temporada sorprendió al hacer el 90% del trabajo físico que hizo el equipo.

 

“Me siento mucho mejor, ya dándole para recuperar estos días en que no estuve”, comento el mediocampista para después continuar con el entrenamiento de hoy. Al lado de preparador físico Guillermo Orta

 

Tigres trabajó hoy enla Cuevade Zuazua y se prepara de cara al encuentro que estará dándose contra el Cruz Azul Hidalgo por el Torneo de Copa.