NOTIMEX
21 de abril de 2013 / 04:29 p.m.

Navenchauc • El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, calificó al ex mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, como un ejemplo a seguir en la lucha que todo México emprende a través de la Cruzada Nacional contra el Hambre, en 400 municipios que viven en marginación y pobreza.

Tras haber sido su anfitrión esta semana en esta localidad, donde el político sudamericano compartió sus experiencias en la materia, el ejecutivo chiapaneco puntualizó que la lucha que Lula hizo en su momento por esta misma causa inspira a redoblar el trabajo de los tres niveles de gobierno en el país, a fin de acabar con el hambre que padecen 7.4 millones de mexicanos.

En un comunicado, recordó que el ex presidente Lula da Silva encabezó en su momento a una generación de brasileños comprometidos con la justicia social, y que junto con él lucharon fuertemente a favor de los pobres.

Desde el gobierno que presidió, enfatizó el Gobernador, emprendió un esfuerzo colosal para combatir el hambre; su estrategia dio resultados en la disminución de la pobreza en su país.

Tan es así, agregó el mandatario, que en 10 años de la administración que encabezó Lula da Silva como presidente de Brasil, logró sacar de la pobreza a 33 millones de personas y 40 millones ascendieron a la clase media.

Conforme a lo que el ex presidente brasileño compartió durante el inicio de las acciones de la Cruzada Nacional contra el Hambre, su gobierno generó 19 millones de empleos formales, el salario mínimo que antes era de 80 dólares aumentó a 350 dólares, así como el crédito que antes era de un 25 por ciento a 56 por ciento del Producto Interno Bruto y creó una línea de crédito especial para los pequeños productores.

Durante el evento realizado el viernes en Navenchauc, en Zinacantán, Lula da Silva comentó que durante el tiempo que fungió como Presidente de Brasil muchos no podían garantizar el crédito porque si las personas no pagaban, el perjuicio sería del gobierno, porque los pobres no tenían garantías.

Este mensaje fue alentador, dijo el gobernador Manuel Velasco, al tiempo de recalcar que el reto de estos seis años como mandatario estatal es mantener una lucha frontal para combatir el hambre en el estado.