20 de septiembre de 2013 / 10:06 p.m.

José Guadalupe Esparza ha sido el primer integrante del gremio artístico en levantar la mano y ofrecer su apoyo a los damnificados de las zonas rurales del estado de Nuevo León.

El líder del grupo El Gigante de América visitó las instalaciones de Cáritas en Monterrey para entregar un generoso donativo que ayude a quienes perdieron todo su patrimonio debido a las lluvias torrenciales ocasionadas por el paso del huracán Ingrid.

“Yo sólo escuché que el arquitecto Benavides estaba buscando apoyo para los municipios que resultaron afectados por el huracán “Ingrid”, y esto es tan sólo algo mínimo de lo que nosotros ayudamos a toda esa gente que durante años ha seguido nuestra carrera musical”, comentó el cantante a su llegada a las instalaciones de Cáritas Monterrey.

De inmediato, “El Más Bronco de Todos” se unió a las cadenas de personas que se encontraban ayudando a cargar las cajas de víveres que serán entregados en diversos municipios de Nuevo León.

A Lupe no le importó el cansancio de una larga jornada de trabajo, ya que el intérprete de temas como “Amigo Bronco” o “Que no quede huella” sólo tenía como propósito aportar su granito de arena a las 50 toneladas que se han puesto como meta para esta jornada de ayuda.

“Sí, es importante porque más que sólo venir a ayudar, es una obligación de cada uno de nosotros como personas ayudar a nuestros hermanos que más lo necesitan. Aquí estoy yo como parte de la familia artística, pero estoy seguro que estarán muchos compañeros para levantar la mano”, continuó el cantante.

Lupe tomó la decisión de quedarse en las instalaciones de Cáritas de Monterrey hasta la hora del cierre del centro de acopio para brindar su apoyo y cargar las cajas, botes de agua, así como los demás víveres.

Al final de la jornada de trabajo, José Guadalupe Esparza accedió a tomarse fotografías con los voluntarios que se encontraban en el lugar, alentándolos a seguir con tan noble causa.

Será en punto de las 9 de la mañana cuando el centro de acopio abra sus puertas para seguir recibiendo el apoyo de los regiomontanos que deseen llevar productos de primera necesidad.

ALBERTO SANTOS