29 de julio de 2013 / 05:49 p.m.

Portando palos y machetes, al menos 200 campesinos, procedentes de la región Huasteca y el Totonacapan, realizaron una marcha e instalaron un plantón de protesta en Xalapa, Veracruz.

Los manifestantes reclaman que más de cinco mil familias, de 14 municipios, no han sido beneficiadas con los proyectos que se han presentado ante el Gobierno del Estado, lo que hace que su situación sea “desesperante”.

""No hay trabajo, ni dinero para la siembra"", expresó Antonio Hinojosa, líder de la organización ‘Racimo’.

Los campesinos llegaron primero a las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedarpa) y posteriormente arribaron a la calle Enríquez, la que bloquearon momentáneamente, haciendo sonar sus machetes.

Antonio Hinojosa indicó que hay cansancio y existe desesperación, al grado de advertir con quedarse en plantón permanente en el centro xalapeño.

Dijo que para subsistir van "botear" y si intentan desalojarlos y llevarlos a la cárcel "el Estado nos tendrá que mantener, de hambre no moriremos".

Hinojosa Saldaña avanzó para ser trasladado a una mesa de diálogo con el director de Gobernación y el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón.

A su vez, los campesinos fueron desalojados para abrir la circulación de la calle, por lo que se instalaron en el corredor de Palacio de Gobierno, donde esperan la respuesta a sus demandas de apoyo a proyectos productivos prometidos.

— ISABEL ZAMUDIO