26 de enero de 2013 / 12:51 a.m.

 

Chiapas • Florencio Madariaga Granados, destituido por integrantes del Consejo Estatal para los Derechos Humanos de Chiapas como titular de ese organismo autónomo, por presuntas vejaciones contra empleados y su nombramiento irregular, se resistió a abandonar la presidencia, desconociendo el nombramiento de Lorenzo López Hernández como el ombudsman estatal.

Madariaga fue cesado ayer de sus funciones como consejero presidente del organismo y nombrado titular de la Comisión de Asuntos Generales, a pesar de que en su contra existe una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, por presunta usurpación y una demanda de juicio político en el Congreso estatal.

Esta mañana, Florencio Madariaga no permitió que el nuevo consejero presidente ocupara la oficina correspondiente, negándose a abandonarla para comenzar a despachar diversos asuntos.

En tanto, decenas de trabajadores del CEDH se manifestaron a las afueras del inmueble en la Plaza San Marcos de Tuxtla Gutiérrez, trasladándose al Congreso local, donde desplegaron cartulinas contra Madariaga, principalmente por presuntas violaciones a los derechos de los trabajadores, quienes han sido cesados o se les han negado sus salarios.

Según los denunciantes, el ex ombudsman lanzó nuevas amenazas en contra de los empleados del Consejo tras su destitución.

Hérmes Chávez