13 de diciembre de 2013 / 02:31 p.m.

Madrid.- En 2013, Madonna aseguró en Latinoamérica su trono mundial sobre las tablas, los Rolling protagonizaron dos nuevos conciertos emblemáticos, el Rock in Río brasileño repitió éxito de cartel y asistencia y Bon Jovi demostró que la grandeza no se mide siempre por la cuenta de ingresos.

- Madonna (Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, Argentina).- La segunda ciudad de Argentina acogió el último concierto de la gira mundial de la "reina del pop", la principal fuente de ingresos que la convirtió en la celebridad que más dinero ganó en el último año según Forbes, triplicando incluso la venta de entradas de Lady Gaga a su paso por América Latina.

- Rolling Stones (Hyde Park, Londres/Festival de Glastonbury).- Sus Satánicas Majestades volvieron a Hyde Park 40 años después de su mítico concierto en aquel escenario y, además, se convirtieron con su debut en Glastonbury en la gran atracción del mayor festival británico.- Rock in Río (Río de Janeiro).- Bruce Springsteen, Justin Timberlake, Bon Jovi, Metallica, Iron Maiden, Beyoncé... Un cartel de ensueño para el mayor festival del mundo, el cual colgó el cartel de "no hay entradas" a sus siete jornadas de duración, en las que casi 600.000 personas vibraron con la música.- Bon Jovi (Estadio Vicente Calderón, Madrid).- Un "gesto de amor" de Bon Jovi por sus fans españoles hizo posible el concierto más multitudinario que vio Madrid en 2013. Sin cobrar y ante 50.000 personas, los de Nueva Jersey ofrecieron tres horas de rock, músculo escénico y sentimentalismo para presentar "What about now".- One Direction (O2 Arena, Londres).- Su primera gira mundial contó con más de 100 conciertos en 21 países, incluido un lleno total en el Madison Square Garden de Nueva York, aunque su gran hito se dio en casa, con nueve conciertos en Londres con todas las entradas vendidas, confirmando que el éxito comercial del joven quinteto se extiende también a los escenarios.- Muse (Estadio Olímpico de Roma).- "La gira más grande" de la historia de Muse, según se refirió el propio grupo británico al tour de presentación del álbum "The 2nd law", quedó inmortalizado en un nuevo disco y DVD con el que intentaron revivir la espectacularidad de una gira a la que asistieron 2,3 millones de espectadores.- Beyoncé (SuperDome de Nueva Orleans).- Resarciéndose de la polémica por cantar el himno nacional en la investidura presidencial de Barack Obama sobre una canción pregrabada, la exintegrante de Destiny's Child fue la gran protagonista del breve pero intenso intermedio musical de la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano, en el que se reencontró con sus antiguas compañeras.- Gira de Bruno Mars (Wells Fargo Center, Filadelfia).- Una de las mayores giras pop del último año construida con los mimbres de antaño: éxitos contagiosos, una banda de primer nivel, carisma, capacidad de sorpresa, simpatía, empatía, versatilidad, movimientos de infarto y una voz de aupa que fluye del soul al reggae. En 2014 será la estrella de la final de la Superbowl y actuará en México.- Gira de Fleetwood Mac (Nationwide Arena, Columbus/Ohio).- Aunque el tramo oceánico de su primera gira conjunta desde 2009 hubo de ser suspendido por enfermedad del bajista, al mítico conjunto de Stevie Nicks le dio tiempo a presentar la reedición de su aclamado disco "Rumours" en Europa y EE.UU., donde ofreció 46 conciertos con arranque en Ohio.- Pablo Alborán (Palacio de los Deportes, Madrid).- Pocas veces se abrieron este año las puertas del gran coliseo madrileño a la música. Sin embargo, el español de mayor éxito comercial en la actualidad llenó todas sus butacas durante dos noches consecutivas para que unas 30.000 personas disfrutaran de su gira más ambiciosa en medios técnicos, que luego llevaría a Latinoamérica.

EFE.