15 de octubre de 2013 / 09:24 p.m.

San Pedro.- Tras la denuncia pública que hizo una madre de familia de que su hija fue brutalmente golpeada afuera de una secundaria del municipio de San Pedro, ahora manifestó la señora que los directivos la tratan como si ella fuera la agresora, además de recibir amenazas de jóvenes que van presuntamente de parte de la responsable.

Erika Garibay Samaniego, madre de Melani Paulina Martínez Garibay, de 14 años, comentó que la traen de un lado a otro y la agresora, Rubí Aideé Sustaita Puente, anda como si nada en la secundaria.

La agresión sucedió el pasado viernes 4 de octubre, cerca del plantel “Jesús M. Montemayor” que se ubica en la colonia Los Sauces, en San Pedro.

“El director ahora se porta como si mi hija y yo fuéramos las agresoras, están enojados que porque llevamos a la prensa”, expresó Garibay Samaniego.

Mencionó que ya tuvo un acercamiento con los padres de la agresora, pero estos sólo le ofrecen una disculpa, pero ella, dijo, llegará hasta las últimas consecuencias.

La señora agregó que su hija ya faltado ya toda la semana pasada a clases y en estos días están presentando.

Manifestó que espera que las autoridades de la Procuraduría de Justicia en Nuevo León hagan lo que no ha hecho el director, que es castigar a la menor que golpeó a su hija.

Además, la denunciante dijo que el sábado en la madrugada llegaron dos jóvenes en un auto Tsuru para amenazarla.

“Preguntaron por mi nombre, les dije que yo era y con malas palabras me dijeron que le bajara por lo de Rubí o me iba a cargar la… con maldiciones feas”.

Hasta el momento, la señora espera se haga justicia, misma, que podría tardar mucho.

Iram Oviedo