8 de febrero de 2013 / 03:12 p.m.

Monterrey  • El suspenso continúa para madres trabajadoras, que utilizan las guarderías subrogadas del IMSS, ante la determinación de limitar el horario a las nueve horas de contrato, pues el delegado de Nuevo León, Jorge Luis Hinojosa aun no da una postura al respecto.

Aunque la medida es a nivel nacional, madres de familia organizadas a través de redes sociales y en grupos presenciales, le han solicitado al funcionario que considere la posibilidad de permitirles pagar las horas extras que requieren.

En esta situación están los usuarios de la Guardería Vecinal Comunitaria #764 quienes esperan que el delegado apoye a las familias regiomontanas que requieren el trabajo de la pareja.

Marisela Correa, una de tantas madres que ven complicado el panorama, ha intentado un crear un plan- b, pero no hay uno que se adapte a sus necesidades.

“Yo salgo hasta las seis de la tarde, si ha perjudicado nuestra labor en la oficina. Ya he pedido permiso, avisado a mis familiares que vengan por ella. Ahorita están platicando con el IMSS a ver si hay alguna manera que podamos extenderlo y si tenemos que pagar adicional, lo pagamos pero ellos tienen que esperar autorización”, señaló.

A decir de las madres de familia, el delegado atendería a la encargada de dicha guardería ubicada en la colonia Obispado, del municipio de Monterrey. Esperan que se pueda llegar a un acuerdo, señaló Claudia García.

“Nos dijeron que tienen una junta con el delegado pero no nos han dicho nada aún. En mi caso tendré que pedir permiso para salir temprano, o salir a la hora de la comida, venir por los niños y ver quién lo va cuidar”, dijo.

Para los padres de familia que han pagado horas extras a las guarderías que amplían el horario, esta medida es innecesaria pues están dispuestos a pagar por que les cuiden a sus hijos.

“Estamos en pro de pagarles el tiempo extra, sabemos que el IMSS es hasta las 4 de la tarde y estamos servidas con eso, porque pagar una guardería de tiempo completo es inimaginable. Ni he querido buscar, esperamos que nos pueden dejar, tanto año que estuvimos así, el tiempo se hace ley”, mencionó la señora Sonia.

El contrato firmado por las guarderías con el IMSS, indica que el horario es de 7:00 a 16:00 horas. Ante la necesidad de las familias el servicio se ha ampliado hasta por tres horas, sin embargo ante la falta de sustento económico y la prohibición para cobrarles a los padres de familia, se tomó la determinación de cumplir el horario establecido.

SANDRA GONZÁLEZ