6 de febrero de 2013 / 12:27 a.m.

Los manifestantes optaron por concentrarse en el plantón indefinido que mantienen en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca desde hace 72 horas.

Oaxaca • Luego de bloquear por al menos 10 horas plazas comerciales, bancos y comercios, cientos de profesores de la sección 22 adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) optaron por replegarse y concentrarse en el plantón indefinido que mantienen en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca desde hace 72 horas, en espera de que los diputados locales inicien la discusión de su plan de mejoramiento escolar que busca se eleve a rango a ley estatal.

Los maestros esperan también que los legisladores rechacen por unanimidad la reforma educativa federal y hagan valer un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra la referida legislación que ya validaron, al menos la mayoría de los congresos locales del país.

Desde las 08:00 horas de este martes, los mentores se concentraron en al menos tres de las principales plazas comerciales de la ciudad; se ubicaron frente a las puertas de acceso de decenas de comercios y tiendas departamentales, donde no permitieron el ingreso del personal ni a clientes.

A penas el jueves pasado los maestros abandonaron el cerco que habrían ubicado en la Cámara de Diputados local, que duró poco más de 17 días y que logró que los legisladores no sesionaran para discutir la reforma educativa.

En tanto, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Alejandro López Jarquín, señaló que los legisladores están en proceso de análisis del Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO) para que puedan conocer los alcances jurídicos y verificar si tiene algunos elementos que no contravengan la legislación y que puedan ser incorporados en la entidad.

Sin embargo, advirtió que el magisterio está cayendo en excesos. Se tiene voluntad por parte de los legisladores y se ha expresado, pero no es correcto que mantengan un plantón en el zócalo así como las movilizaciones que realizan en los centros comerciales pues afectan la vida económica, pues los excesos no permiten que el documento tenga la legitimidad, por lo que se espera la sensatez para que se atiendan los temas por la vía del diálogo.

Oscar Rodríguez