6 de marzo de 2013 / 03:49 a.m.

Los bloqueos se levantaron sin acuerdos. Los profesores demandan que tanto el Congreso local como el gobierno del estado se comprometan a manifestar su rechazo a la reforma educativa.

 

Guerrero.-• Activistas del magisterio disidente se movilizaron en el sector sur de Chilpancingo y durante varias horas cerraron el tránsito vehicular en la zona, hasta el momento no hay dialogo con las autoridades estatales.

Desde las diez de la mañana, aproximadamente dos mil trabajadores de la educación se desplazaron de los dos campamentos que mantienen en palacio de gobierno y las instalaciones del Congreso local.

Bloquearon el cruce que comunica al Boulevard René Juárez Cisneros con las avenidas Lázaro Cárdenas y Ruffo Figueroa, impidiendo el paso a los automovilistas que intentaban llegar hacia las dependencias y colonias ubicadas en el lado sur-oriente de Chilpancingo.

Otro contingente se instaló en la glorieta que se ubica frente al Instituto Tecnológico de Chilpancingo (ITECH), sobre las vialidades del río Huacapa y a poca distancia del Palacio de Gobierno.

En los bloqueos participaron profesores de las siete regiones que impugnan la Reforma Educativa aprobada en el Congreso de la Unión, misma que ya fue promulgada por el presidente de la República Enrique Peña Nieto.

A diez días de iniciado el paro laboral que ya cerró más de mil cien escuelas de las siete regiones de la entidad -según la información de la propia Secretaría de Educación Guerrero (SEG)-, todavía no se ha instalado una mesa de negociaciones que permitan resolver el conflicto.

La administración estatal ha planteado que la mesa de dialogo se instalará una vez que el magisterio disidente libere los accesos al palacio de gobierno y del Congreso local, ya que son acciones que perjudican a cientos de trabajadores y entorpece los trabajos de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Los profesores demandan que tanto el Congreso local como el gobierno del estado se comprometan a manifestar su rechazo a la reforma, lo que implica desdecirse de las manifestaciones de apoyo que la le expresaron.

En la protesta no solo participan maestros de tendencia disidente, también trabajadores del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), estudiantes de nueve normales públicas y padres de familia de los mismos.

Los bloqueos se levantaron sin acuerdos concretos, por lo que este miércoles podrían desarrollarse más acciones de presión en avenidas, carreteras y edificios públicos, principalmente de la SEG.