5 de julio de 2013 / 01:11 a.m.

 Tuxtla Gutiérrez • Líderes disidentes del Bloque Democrático y de la Alianza de la Sección VII del SNTE, representantes de ese organismo, gobierno federal y estatal signaron un documento para garantizar la seguridad y civilidad al reanudarse el Congreso para la elección de dirigentes en Chiapas.

Este jueves, representantes de las corrientes antagónicas y funcionarios federales y estatales se reunieron en Palacio de Gobierno, donde establecieron cuatro puntos para que finalmente concluya el proceso que fue aplazado por los actos de violencia encabezados por el Bloque Democrático.

Como primer punto se estableció que se continuarán los trabajos del XXVI Congreso Seccional Extraordinario en estricto apego a los estatutos sindicales con tolerancia, compañerismo y acatando las decisiones mayoritarias, respetando las corrientes magisteriales, obligándose a reconocer el resultado de las votaciones.

Posteriormente acordaron que el gobierno federal no intervendrá “de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia en la autonomía sindical interna, en estrecha coordinación con el gobierno del Estado de Chiapas”. En este punto el acceso a la sede del congreso se limitará a los 824 delegados acreditados.

El tercer acuerdo menciona que se permitirá el acceso debidamente acreditado de visitadores de la Comisión Nacional y el Consejo Estatal de Derechos Humanos y representantes de los medios de comunicación.

Finalmente se comprometieron la Secretaría de Gobernación y el gobierno chiapaneco a montar un operativo de seguridad a través de acordonamientos por agentes policiales, quienes estarán desarmados, para evitar contratiempos desde la instalación hasta el cierre del congreso magisterial.

El resultado de las elecciones, donde surgirá el nuevo dirigente estatal del magisterio, será avalado por un grupo de notarios nombrados por el Colegio de Notarios de esta entidad, llevándose a cabo el próximo 5 del mes en curso a las 10 horas en el Centro de Convenciones, lugar que fue escenario del enfrentamiento entre policías y el Bloque Democrático.

Al respecto, el gobernador chiapaneco Manuel Velasco Coello mencionó: “Los acuerdos que ustedes (maestros) establezcan, son los acuerdos que yo voy a respetar, no tengan la menor duda. Lo que quiero es que los acuerdos que ya se tomaron en la Secretaría de Gobernación aquí se saquen adelante”.

Los firmantes del pacto son: Alejandro Ozuna Rivero, titular de la Unidad de Enlace Federal y Coordinación con Entidades Federativas de la Segob; Ignacio Antonio Villanueva Escalera, coordinador estatal de la Segob en Chiapas y por el gobierno chiapaneco Eduardo Ramírez Aguilar, Secretario General de Gobierno.

También firmaron María Candelaria Escobar Domínguez; Adelfo Alejandro Gómez; Rosendo Galindez Martínez; Manuel de Jesús Mendoza Vázquez; Luis Alonzo Ramos Pérez y Pedro Gómez Bámaca, integrantes de la Sección VII, en tanto Juan Manuel Armendáriz asistió en calidad de testigo por el Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.

 — HERMES CHÁVEZ