19 de junio de 2013 / 10:53 p.m.

El Grupo Mexicano de Profesionales Inmobiliarios estima que obras como Acabús y Macro túnel beneficien al puerto.

 

Acapulco • Los bloqueos y movilizaciones del magisterio guerrerense, así como el escándalo por el ataque sexual a las turistas españolas y los fraudes inmobiliarios a turistas provocaron la contracción del sector inmobiliario de Acapulco por más del 50 por ciento.

Reveló que la violencia e inseguridad, fue el detonante para que 20 grupos inmobiliarios que había en el puerto siete emigraron y de 28 socios solo quedaron 18, en el sector inmobiliario.

Lo anterior fue revelado por la presidenta del Grupo Mexicano de Profesionales Inmobiliarios, Mónica Reyes Rangel, en entrevista luego de la toma de protesta de la nueva mesa directiva.

"Estamos renaciendo, en diciembre hubo un poco más de actividad mobiliaria, pero nuevamente nos estancamos en Semana Santa debido a todas las movilizaciones de los maestros, los fraudes inmobiliarios a los vacacionistas y el escándalo de las españolas que fueron violadas", dijo.

Reyes Rangel señaló que hay una contracción en el mercado inmobiliario, sobre todo en los departamentos y casas de playa.

"La ley de la oferta y la demanda ya la gente no quiso seguir invirtiendo en Acapulco y empezó a bajar, el promedio el precio de los departamentos atractivos en zonas de playa, cayeron entre un 10 y 20 por ciento", indicó.

JAVIER TRUJILLO