17 de febrero de 2013 / 03:01 p.m.

Guerrero  • De manera conjunta, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, trabajadores del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero y de la sección 14 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, comenzaron a diseñar estrategias conjuntas para buscar echar abajo las reformas educativa y laboral aprobadas en el Congreso de la Unión.

Los profesores institucionales y disidentes se reunieron durante casi siete horas en Chilpancingo para buscar un acuerdo que les permita cerrar filas contra un objetivo común, las reformas que lesionan la permanencia en sus centros de trabajo.

A dicho esfuerzo se sumó el sindicato de burócratas más grande de todo el estado.

Minervino Morán Hernández, vocero de la CETEG, comentó que este frente común pondera la posibilidad de adelantar el paro indefinido previsto para el 15 de abril.

Comentó que cuatro de las ocho regiones escolares habían avalado la propuesta de la CETEG de adelantar el paro indefinido para el 25 de febrero, “pero no podemos adelantarles nada, también por acuerdo de la asamblea se definió que para el lunes a las 11 de la mañana les daríamos a conocer no sólo lo del paro; sino, todos los acuerdo a los que llegamos”, declaró.

La asamblea se postergó hasta después de las 6 de la tarde y según vía telefónica el líder del magisterio disidente, Gonzalo Juárez Ocampo, estaban llegando a acuerdos con las diferentes regiones y estaban estandarizando y definiendo un nuevo plan de acción, porque el que había propuesto cuando marcharon por lo menos 30 mil docentes, se tenía que adelantar.

Los detalles de los acuerdos alcanzados en la reunión de este sábado se darán a conocer la mañana del lunes 18 de febrero.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN