25 de enero de 2013 / 03:05 p.m.

Monterrey • Sección 50 de maestros incita a padres de familia a unirse a ellos para oponerse a la reforma educativa porque, dicen, existe el riesgo de que la educación deje de ser gratuita, por lo que anunciaron una serie de medidas de protesta, sin descartar un paro de labores.

El dirigente de la Sección 50 del SNTE, Guadalupe Castillo, se reunió con los papás de la secundaria Emiliano Zapata, ubicada en Tierra y Libertad, donde les explicó los riesgos de las medidas aprobadas por el Congreso Federal y las razones por las que los profesores se oponen a ellas.

"Lo hemos platicado con ellos, hay una seria amenaza para eliminar la educación pública, para privatizar la educación, no lo podemos permitir, es lo único que tenemos los pueblos para salir adelante es la educación", recalcó ante unos 300 padres de familia.

Los más afectados serían los sectores más pobres, dijo Castillo, por lo que la SNTE analiza una serie de medidas para oponerse no sólo en Nuevo León, sino en todo el país, sin descartar un paro de labores.

“No descartamos ninguna acción, pero siempre lo haremos tomados de la mano de los padres de familia”, dijo el dirigente del sindicato.

Comentó que la parte de la reforma donde señala que la educación es responsabilidad de los padres exonera a la autoridad de costos y de la manutención del sistema educativo; enfatizó que existen muchas familias que no podrían costear ni siquiera los estudios primarios de sus hijos.

"El Gobierno se deslinda totalmente del mantenimiento de la escuela (...), hay autonomía de gestión en la que los padres y directores serán los responsables de los gastos administrativos y los demás que se generen en las escuelas".

El dirigente del magisterio local aclaró que por lo pronto sólo realizarán algunas actividades de protesta fuera de los horarios de trabajo.

FRANCISCO ZÚÑIGA