24 de marzo de 2013 / 10:12 p.m.

Guerrero • El gobierno del estado de Guerrero y la dirigencia de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) firmaron una minuta que permitió la entrega de todos los edificios públicos que permanecían tomados desde el 25 de febrero y que sientan las bases para terminar el paro laboral que inició el mes pasado.

En la residencia oficial Casa Guerrero, las comisiones negociadoras de la administración estatal y el magisterio disidente se reunieron la tarde de este domingo para dar a conocer los acuerdos pactados tras más de 15 horas de diálogo.

Ambas partes acordaron promover una reforma a la ley de Educación del estado de Guerrero en la que aseguran que garantiza la gratuidad de la educación.

Confirmaron la permanencia de la evaluación, pero con los matices que propuso el magisterio disidente entre ellos la creación de un instituto de evaluación que se integrará con el aval de autoridades locales, maestros y padres de familia.

A partir de las 14:30 horas de hoy, el campamento que se mantenía en Palacio de Gobierno comenzó a desmantelarse.

ROGELIO AGUSTÍN