25 de marzo de 2013 / 03:02 a.m.

Oaxaca • Los profesores de la sección 22, ligados con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), iniciaron una jornada de movilizaciones callejeras en contra de la reforma educativa federal, entre ellas con una campaña de “"volanteo"” en los centros comerciales de la ciudad de Oaxaca.

Los educadores colocaron módulos con mantas y lonas frente a las diferentes plazas comerciales y en los accesos de tiendas departamentales, donde informan a los oaxaqueños las repercusiones que tendrá la educación pública con la Reforma Educativa.

La brigada de “"volanteo"” forma parte de los acuerdos que se alcanzaron en la última asamblea en la que se definieron acciones más contundentes, para hacer escuchar sus reclamos, dijo el líder del gremio Rubén Núñez Ginés.

Adelantó que las movilizaciones continuarán, por lo que contemplan para este lunes el bloqueo a oficinas públicas y la toma de la caseta de cobro de la autopista Oaxaca-México.

Núñez Ginés, afirmó que se busca la instalación de una mesa de diálogo al más alto nivel, para atender sus demandas de carácter federal donde se encuentra la regularización de más mil plazas, además de la promulgación de una ley local de educación estatal que sustituya los alcances de la reforma educativa federal.

Aclaró que independiente de la instalación de las mesas de diálogo que se puedan establecer con el gobierno estatal y federal, se mantendrá el esquema de lucha negociación-movilización.

Abundó que las protestas generalizadas durante las vacaciones, pretenden hasta echar abajo la reforma educativa federal y lograr la aprobación en el Congreso Local y Federal del Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PETEO).

En tanto el director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Manuel Antonio Iturribarria Bolaños, precisó que por parte del estado se ha cumplido a cabalidad la mayor parte de las exigencias de los educadores.

“"Los temas que están pendientes de resolver corresponden a otras instancias y esferas de atención, entre ellas el Congreso Local y Federal y la propia Secretaría de Educación Pública Federal (SEP)"”, evidenció.

Sin embargo reconoció que en el momento que lo indique, los mentores se establecerá la mesa de negociación que reclaman con la autoridad local.

Con respecto a la demanda de las mil plazas que pide el magisterio se regularicen, recordó que estas fueron cedidas en otros tiempos, principalmente en los regímenes priista y ahora el gobierno actual tiene la tarea y opción de regularizarlas.

Detalló que se trata de trabajadores integrados en el denominado sistema de personal de apoyo a la educación que cuentan con plazas de honorarios y lo que se pretende es que están puedan ser validadas en un plan multianual, para convertirlas en plazas de educación inicial.

Dijo que ha planteado atender el rezago en un periodo de cuatro años, tratándose de regularizar al menos 250 plazas por años de las mil detectadas.

Adelantó que se está buscando acercamiento con la SEP para que puedan apoyar al gobierno estatal con la regularización de las mismas.

ÓSCAR RODRÍGUEZ