1 de marzo de 2013 / 12:31 a.m.

Activistas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero tomaron la caseta de peaje de Palo Blanco.

 Guerrero • Activistas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) tomaron bajo su control la caseta de peaje de Palo Blanco sobre la Autopista del Sol, abrieron la circulación vehicular y cobraron una cooperación voluntaria de 50 pesos.

La movilización de los mentores comenzó alrededor de las 11 de la mañana, cuando contingentes de la Montaña y Región Centro salieron de los campamentos ubicados en el Congreso local y palacio de gobierno.

Llegaron a la caseta de peaje, levantaron las cámaras de vigilancia para evitar que se les identificara y pidieron a los cobradores de los módulos de peaje que se retiraran, ya que ellos asumirían el control del lugar.

Los trabajadores de Caminos y Puentes Federales (Capufe) atendieron la petición de los maestros disidentes y se replegaron, para dejar que estos llevaran a cabo el plan de acción que habían preparado con anticipación.

Los activistas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) se instalaron en los módulos de cobro con pancartas y pedazos de papel en los que anunciaron que cobrarían una cuota voluntaria, aunque en realidad nadie podía pasar si no daba la aportación requerida.

Fijaron el monto de la cooperación en 50 pesos para todo tipo de unidad, incluso para los que no llevaban mucho efectivo porque pagan por medio de las tarjetas IAVE.

Algunos maestros cubrieron sus rostros con paliacates, máscaras y pasamontañas, todavía más pocos portaban palos.

Los maestros reclamaron el que a partir de este jueves 28 de febrero haya arreciado un linchamiento en contra del movimiento parista en los medios de comunicación locales, tanto impresos como electrónicos.

Se limitaron a realizar una denuncia verbal y no agredieron a los comunicadores, aunque la jornada del martes en el Instituto de Estudios Parlamentarios Eduardo Neri (IEPEN) un profesor asestó un golpe en la cara al reportero Jorge Martínez, luego de que este tomara algunas gráficas de su irrupción en una reunión de la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SEDUOP).

La actividad terminó pasado el mediodía, aunque elementos de la Policía Federal (PF) se acercaron a tomar datos respecto a las protestas, no se generó ningún tipo de altercado con los activistas del magisterio disidente.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN