— SANDRA GONZÁLEZ Y LORENZO ENCINAS
12 de septiembre de 2013 / 03:55 p.m.

Monterrey • La cita era a las 10:00 en la plaza Colegio Civil, dos horas antes llegaron los primeros que, ante la lluvia, tomaron su tiempo. Pasaron los minutos y seguían siendo los mismos 20 maestros de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación –en su mayoría– que entre ellos se animaban para alzar la voz.

Desplegaron su manta rojinegra donde dejaban claro que trabajaban bajo protesta. “Si a la Reforma educativa, no a la contrarReforma laboral porque lesiona los derechos de los trabajadores”, decía el mensaje.

El plan original los maestros era marchar hacia el Palacio de Gobierno, pero en apoyo a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordaron que sería hasta las 18:00.

Palabras reiteradas en el discurso de los maestros fueron “criterios de evaluación, suspensión de derechos adquiridos e injusticia laboral”.

“En mi caso yo no estoy faltando, yo la tengo en la tarde, vengo en mi tiempo libre para poderme manifestar y acompañar a mis compañeros”, dijo un vocero.

Con o sin el apoyo de los líderes seccionales, los docentes advirtieron que seguirán trabajando bajo protesta.

“Los líderes sabrán lo que hacen allá, nosotros vamos a seguir luchando, con su apoyo o sin él, nosotros estamos con los papeles aquí que dicen palabras entre líneas y que nos van a perjudicar”, enfatizó la maestra Sandra Aponte Guzmán.

Al marcar el reloj las 18:00, unos 200 maestros se congregaron en este sitio, desde donde partieron hasta la Macroplaza.

Antonio Cota, uno de estos profesores, señaló que ellos se unirán a la lucha que vive la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), por lo que no descartan entrar en paro de labores en Nuevo León.

Según los educadores la reunión que llevaron a cabo ayer podría repetirse el domingo, con la intención de sumar más maestros a su movimiento.