11 de septiembre de 2013 / 02:32 p.m.

Mérida • En medio de presiones de presidentes municipales, algunos comités de padres de familia que no se solidarizaron y la presencia de inspectores que amenazan con descontarles el día, en Tekax, ciudad al sur de Mérida, los maestros decidieron realizar sus protestas y marchas durante la noche.

De igual manera, Docentes Unidos por Yucatán, disidencia que pide no ser considerada como filiar de la CNTE, convocó a una manifestación hoy miércoles a las 10 de la mañana.

En un día en que parecía que la suspensión de clases contra la Reforma Educativa iba a la baja en Mérida, al concluir clases del martes algunas escuelas primarias y secundarias anunciaron a los padres de familia que se sumarían al ‘paro cívico nacional’ convocado para hoy por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Ayer, los paros de labores se llevaron principalmente a cabo en el interior del estado. En Vallodolid, la mayoría de los planteles educativos suspendieron clases, y en Progreso se sumaron dos escuelas más, con lo que su número llegó a seis.

Mientras que en Mérida pocas escuelas se sumaron al paro de labores. Incluso las más combativas, en Juan Pablo II y anexos y los Vergeles, tuvieron clases aunque colocaron mantas en las que anunciaban a los padres de familia su inconformidad contra la Reforma Educativa.

Entre las escuelas que colocaron mantas estuvieron la primaria Hermila Galindo y las secundarias Santiago Herrera Castillo y Técnica 54, en Juan Pablo II, y secundaria Omar Guadalupe Lara Novelo y primaria Chichén Itzá en Tixcacal-Opichén, entre otras.

DANIEL BARQUET