1 de marzo de 2013 / 04:52 p.m.

Monterrey • Los dirigentes de la Sección 50 y 21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) fijaron su postura respecto a la polémica detención de Elba Esther Gordillo.

Ellos esperarán a que la Procuraduría General de la República realice la investigación mientras continúan con su lucha contra la Reforma Educativa.

Aclararon que en Nuevo León no habrá paros, ni manifestaciones, pero exigieron justicia y claridad a las autoridades en el proceso que se lleva contra la ex presidenta del SNTE.

A pregunta expresa, que se realizó en reiteradas ocasiones, sobre si confían en la inocencia de Elba Esther Gordillo, evadieron dar una respuesta concreta y se limitaron a decir que confían en las instituciones.

Guadalupe Castillo García y Casimiro Alemán Castillo, líderes de las secciones 50 y 21 respectivamente, aclararon que a contra turno y en fines de semana, sí habrá actividades pero en la ruta que llevan para externar su inconformidad por la Reforma Educativa.

"Hemos acordado mantener la escuela pública trabajando, nuestros compañeros maestros laborarán normalmente en cada centro escolar en el que desempeñan sus funciones", precisó Casimiro Alemán, líder de la sección 21.

"De esa manera a los ciudadanos de Nuevo León le estamos dando la garantía que la escuela pública en nuestra entidad y el país, continuará cumpliendo puntualmente la actividad a cargo de los trabajadores de la organización sindical que representamos", puntualizó el dirigente del gremio magisterial.

 SANDRA GONZÁLEZ Y VÍCTOR SALVADOR CANALES