6 de enero de 2013 / 05:16 p.m.

Monterrey.- Un capítulo polémico trastocó el pasado reciente del entonces Tribunal de lo Contencioso Administrativo, cuyos magistrados fueron cuestionados y acusados por alcaldes por la presunta protección a los casinos y a desarrolladores inmobiliarios.

Una muestra es el historial que persiguió a las magistradas Juana María Treviño Torres y Aurora Gámez Cantú.

El 17 de abril del 2012, el Congreso local rechazó por unanimidad la ratificación de las magistradas de lo que se transformó, por ley, en el Tribunal de Justicia Administrativa.

Para determinar que las abogadas no fueran ratificadas en su cargo por el Congreso del Estado se incluyeron las quejas publicadas en la prensa, entre ellas, las del entonces alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, quien censuró la actuación de ambas en casos polémicos como la instalación de casinos.

Sin embargo, el 11 de mayo, Treviño Torres logró un amparo temporal contra la decisión del Congreso del Estado, por lo que fue reinstalada como titular de la Primera Sala en el Tribunal de Justicia Administrativa.

El juez segundo de distrito en Materia Administrativa, Javier Rubén Lozano Martínez, le concedió con rapidez la suspensión.

La magistrada, que había calificado como “justicia divina” los problemas de corrupción que debió enfrentar el ex alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, -uno de los que la denunciaron por protección a casinos- tuvo un destino distinto al de su ex compañera.

Aunque Gámez Cantú solicitó ante el mismo juzgado el amparo de la justicia, el 3 de enero del año pasado, el juez Lozano Martínez se lo negó, por lo que el Congreso local prosiguió con el nombramiento de los dos nuevos magistrados Alberto Ortega Peza y Genaro Sánchez.

Por ello, Gámez Cantú interpuso un recurso ante otra instancia, sin embargo, fue el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa que rechazó su queja.

El paso cuestionado de la magistrada por el antiguo Contencioso Administrativo data desde agosto de 2009, cuando se hizo cargo de la presidencia y de la Sala Superior, y debió haber terminado su gestión en agosto de 2011.

Sin embargo, como la Primera Sala Ordinaria se quedó sin titular, Treviño Torres y Gámez Cantú acordaron extender su ciclo hasta enero de 2012.

 EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ