20 de noviembre de 2013 / 02:07 p.m.

Francisco Román Alarcón Suárez "Isco", llegado este verano al Real Madrid desde el Málaga, ha afirmado que no esperaba "que fuera tan bien" su llegada al club madridista, a la vez que ha considerado como "magnífico" jugar con Cristiano Ronaldo ya que le califica "el mejor futbolista del mundo".

"Es magnífico jugar con el mejor futbolista del mundo (Cristiano Ronaldo) y también me ayuda en cada sesión de entrenamiento porque siempre quiere ganar, siempre quiere ser el mejor", ha declarado Isco, en entrevista a la revista oficial de la UEFA.

Isco, sobre sus primeras impresiones como madridista, ha comentado: "No esperaba que fuera tan bien, llegué y empecé a jugar muy bien en la Liga, marcando goles, dando asistencias y ayudando al equipo. Espero poder seguir así".

"No llevo demasiado tiempo como profesional, así que diría que mi mayor reto ha sido llegar al Real Madrid porque formaba parte de un equipo humilde como el Málaga. Ir al club más grande del mundo supone un desafío realmente grande... y muy importante", ha añadido.

De las virtudes de su actual equipo, ha señalado: "El Real Madrid cuenta con un prestigio histórico, lo que tal vez provoca en nuestros oponentes cierto miedo ante la mera perspectiva de enfrentarse a nosotros. Contamos con un gran equipo y con los mejores del mundo: Cristiano Ronaldo, Bale, Sergio Ramos, Xabi Alonso...".

A lo largo de la entrevista, lógicamente ha estado sobre la mesa el deseo madridista de lograr la "Décima" Copa de Europa/Liga de Campeones: "Es un desafío para todos y estamos emocionados por ello. No debe convertirse en una obsesión porque puede afectar negativamente al equipo pero estamos jugando muy bien y deseando alcanzar la final".

Uno de los jugadores que más ha seguido Isco de niño es ahora su segundo entrenador, el francés Zinedine Zidane: "Es un mito del Real Madrid. En todos los entrenamientos nos enseña cosas, incluso simplemente jugando con nosotros".

"Con la clase que siempre ha demostrado, siempre ha sido un jugador al que he admirado. Por otra parte, al haberme formado de niño en las categorías inferiores del Valencia, siempre he admirado a Silva. Me entrené con él un par de veces y me gustó la calidad que tenía y que aún tiene", ha considerado.

Titular en los primeros encuentros, Isco ha ocupado plaza en el banquillo de suplentes en los últimos; entre otras cosas, al no verse beneficiado por el cambio de sistema del equipo: "En el Real Madrid juego en una posición diferente a la que ocupaba en el Málaga pero me adapto constantemente. Me siento a gusto en cualquier posición en la que me coloque el entrenador y estoy contento con la forma en que jugamos".

Ya muy atrás queda el triunfo conseguido el pasado verano en la Eurocopa con la selección española sub'21, donde Isco fue una de las grandes figuras del certamen: "Fue un gran torneo. Nunca había ganado nada con las selecciones inferiores. Un momento inolvidable porque teníamos un gran equipo, jugamos muy bien, nos divertimos sobre el terreno de juego y lo mejor fue lograr el título".

A sus 21 años, el malagueño ha pasado prácticamente en tres campañas de jugar en Segunda división "B" (Mestalla, filial del Valencia) al Real Madrid: "No esperaba un cambio tan repentino. Estoy muy contento con todo lo que ha ocurrido, pero no quiero que se acabe aquí. Quiero seguir ganando títulos... y hacerlo con el Real Madrid.

De sus actuales objetivos, es claro: "Quiero seguir creciendo, seguir avanzando para ser uno de los mejores. No hay mejor lugar para crecer que el Real Madrid".

EFE