22 de diciembre de 2013 / 03:58 p.m.

El delantero brasileño Maikon Leite podría ser amarrado mañana mismo como refuerzo de los Zorros, dijo el presidente ejecutivo del Grupo Salinas, Álvaro Dávila, quien acudió ayer a las instalaciones de Atlas Chapalita.

Leite, de 25 años de edad, jugó su último torneo con el Palmeiras de Brasil y actualmente está tramitando las visas de trabajo para poder viajar a Guadalajara e incorporarse equipo de Tomás Boy.

"Muchas cosas no las traigo yo muy frescas porque me estoy apenas incorporando, pero sé que está muy avanzado, no está completamente cerrado, pero se supone que lunes o martes, pero están viendo las visas de trabajo", explicó el directivo.

Dávila, quien quedó a cargo de las decisiones deportivas y administrativas de los Zorros y de Monarcas Morelia, platicó largo rato con el técnico rojinegro, a quien conoce desde hace tiempo. La principal preocupación es cerciorarse de que el equipo esté armado y embalado de cara a un Clausura 2014 cada vez más cercano.

"(Estamos) supervisando a la gente que estará operando día con día y estar al pendiente en cada uno de los equipos. Ahora vine a ver a Tomás para conocer qué está pasando y qué podemos hacer en este tiempo tan limitado", dijo.

Otra de las urgencias en el seno rojinegro es elegir a un presidente deportivo, pues la carga es demasiado pesada para el dirigente, que mencionó que la búsqueda se complica en esta época navideña.

"Habrá un vicepresidente deportivo, que es realmente el que va a operar todas las funciones. Estaría dividida en dos partes la operación: un director de operaciones, que sería Gabriel Saucedo, y está por confirmarse quién será el deportivo.

"Ya debería de estar acá, para que nos libere de este tipo de responsabilidades, pero yo espero que la próxima semana se pudiera dar, aunque estamos en fechas muy complicadas. Necesitamos gente con la que puedas tener afinidad, no está fácil, pero vamos a elegir a uno", dijo en tono preocupado.

Sobre el caso de Dárvin Chávez, quien prácticamente ya tenía un pie de regreso en Colomos y finalmente fue retenido por Rayados, Dávila responsabilizó al club regiomontano, que de última hora decidió dar un paso al costado en la negociación con Atlas.

"Hubo un acercamiento porque ellos mismos (Monterrey) nos lo propusieron y después parece ser que están cambiando de opinión. Fue sólo un acercamiento, ellos hicieron una propuesta, quedaron de confirmarla, pero luego se echaron para atrás, porque no les llegó un jugador que esperaban".

Ante la exigencia de la Federación que obliga a que Grupo Salinas de desprenda de alguno de sus equipos en los próximos años, Dávila Alanís asegura que hay tranquilidad. Dejó entrever que la empresa luchará por mantener a Monarcas bajo su poder.

"Ya se quedó Pablo Boy como presidente allá. La gente en Morelia está tranquila, porque con hechos se está demostrando que el grupo tiene interés de seguir ahí".

Redacción