18 de noviembre de 2013 / 12:07 a.m.

América buscará terminar con esa maldición que acecha sobre ellos en torneos cortos cada vez que ha terminado en el primer sitio de la clasificación, ya que nunca ha sido capaz de lograr el título cuando los números dicen que es el mejor en la fase regular.

La primera ocasión en torneos cortos en que se proclamó como el mejor antes de la liguilla sucedió en el Torneo Verano 97, en el que, bajo el mando del argentino Jorge "Indio" Solari, tuvo una excelente campaña y era uno de los favoritos para llevarse el título.

Esta teoría, sin embargo, no se pudo comprobar, ya que en la fase de cuartos de final se encontraron con Morelia, que le dio el primer golpe en el estadio Morelos con gol de Mario "Mudo" Juárez.

La vuelta fue en el Azteca, donde Luis García adelantó a los de casa por la vía penal, pero el brasileño "Claudinho", el costarricense Jafeth Soto y el "Mudo" Juárez le dieron la vuelta para eliminarlos.

La segunda vez en que se ubicaron en lo más alto de la tabla fue en el Verano 2001, con otro estratega argentino, Alfio Basile, quien, con el delantero chileno Iván Zamorano como su principal figura, sorteó de buena manera los cuartos de final, en los que enfrentó a León.

Ya en semifinales, su rival fue Pachuca, que, con una gran actuación del fallecido portero Miguel Calero, se impuso en la ida 2-0 y sacó el empate 1-1 en el "Coloso de Santa Úrsula", para dejar en el camino al líder de la competencia.

La tercera ocurrió en el Apertura 2002, con la etiqueta de campeón vigente bajo la tutela de Manuel Lapuente y récord de puntos que se mantiene, con 43, los "azulcremas" se instalaron en cuartos de final ante Santos Laguna, al que le sacaron el empate a tres goles en Torreón.

Todo parecía listo para que continuarán con su camino hacia el bicampeonato, pero los de la "Comarca Lagunera" querían otra cosa y los derrotaron 2-1, con un autogol de Germán Villa.

Partido que será recordado por la falla de Moctezuma Serratos, quien solo frente al marco con un cabezazo picó demasiado su remate, que se fue por encima.

La más reciente fue en el Apertura 2005, en el que otra vez llegaban con la corona de actual monarca, pero eso no le importó a Tigres de la UANL, que se levantó de una derrota de 1-3 en el Universitario, para darle la vuelta en la capital del país, por marcador de 4-1.

NOTIMEX