1 de diciembre de 2013 / 02:28 p.m.

Parece una absurda superstición, pero la Maldición de Aaron Ramsey ha cobrado una nueva víctima. El actor estadunidense Paul Walker, famoso por la cinta Varsity Blues, donde interpreta al quarterback de una preparatoria en Texas y la serie de películas de Rápido y Furioso falleció en un accidente automovilístico a los 40 años.

Ramsey, jugador del Arsenal, tiene menos de 30 goles como profesional, pero algunos de sus festejos han coincidido con las muertes de personajes célebres alrededor del planeta.

Los Gunners vencieron 3-0 al Cardiff City, equipo donde jugó en categorías inferiores, y el nacido en gales festejó un doblete. Al momento de confirmarse la pérdida de Walker, las redes sociales se inundaron con el tema, uno de los más seguidos fue el jugador de Santos Laguna, el catalán Marc Crosas.

La maldición de Ramsey ha tenido sus episodios en febrero 12 del 2012, cuando después de un gol suyo al Sunderland, la cantante Whitney Houston perdió la vida. En el 2011 marcó el 1 de Mayo ante el Manchester United, horas antes del operativo en el que fue ejecutado Osama Bin Laden; posteriormente en el mes de octubre marcó de nuevo ante el Tottenham el día 5 y Steve Jobs, el dueño de Apple finalmente perdió la lucha contra el cáncer que lo aquejó durante años.

El 19 de octubre de ese mismo año celebró su primer gol en la UEFA Champions League de esa campaña ante el Marsella, antes de 24 horas se oficializó la captura y muerte del dicatador libio Muamar el Gadafi.

Ramsey, de 22 años, cada vez anota con mayor frecuencia y las coincidencias desafortunadas son más esporádicas pero siempre habrá dos razones para felicitar a un arquero cuando detiene un disparo del galés.

CARLOS CONTRERAS LEGASPI