11 de diciembre de 2013 / 01:44 a.m.

Cerca de 1.800 obreros trabajaban hoy a pleno ritmo para tratar de concluir hasta mediados de enero las obras del estadio mundialista Arena de la Amazonía, de la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas.

El coordinador de la Unidad Gestora del Proyecto Copa de Manaos, Miguel Capobiango, dijo hoy a periodistas que las obras internas del estadio se concluirán en un plazo de diez días, el 20 de diciembre, pero la cobertura se atrasará hasta cerca del 15 de enero, día en el que está prevista la inauguración.

La cobertura pesa 6.700 toneladas y está compuesta por una estructura de hierro y una membrana traslúcida que se inspiró en el diseño de las cestas de paja de los indios amazónicos.

La estructura metálica, construida en Portugal, ya ha sido concluida y los obreros se empeñan ahora en instalar las placas de la membrana traslúcida, que fueron fabricadas en Alemania.

Capobiango explicó a Efe que la cobertura se encargó a Portugal porque las siderúrgicas brasileñas están trabajando a plena capacidad y no podrían haberla fabricado a tiempo.

Los obreros también estaban instalando hoy parte de los 42.000 asientos, naranjas y rojos, que están dispuestos en dos niveles de graderíos, además de en las instalaciones eléctricas, pintura y acabado de las dependencias internas del estadio.

La construcción de la Arena de la Amazonía exigió una inversión de 605 millones de reales (cerca de 263 millones de dólares), según informaron los responsables del proyecto.

La FIFA anunció el pasado domingo un cambio de horario en tres de estos partidos, que fueron colocados todos a las 18.00 hora local (21.00 GMT) para evitar el fuerte calor tropical de las horas centrales del día.

El exjugador paraguayo Julio César Romero 'Romerito', que jugó un partido en Manaos en 1980 con el Cosmos de Nueva York, afirmó hoy a periodistas que las condiciones de calor y humedad de esta ciudad amazónica son "horribles" pero similares a las de otros países.

"Las condiciones son horribles, pero no son excusa", dijo Romerito junto al césped de la Arena de la Amazonía y puntualizó que el clima de Manaos no es más cálido que el de Paraguay, España o Estados Unidos en verano.

El Cosmos jugó en Manaos, con Franz Beckenbauer, Giorgio Chinaglia, Carlos Alberto Torres y Romerito, contra el equipo local Fast, con el que empató sin goles en un partido al que asistieron cerca de 70.000 espectadores en el estadio Vivaldão, que fue demolido para la construcción del Arena de la Amazonía.