Javier Trujillo
3 de agosto de 2013 / 10:57 p.m.

 

Zihuatanejo de Azueta • Los embates de la delincuencia que actualmente sufre Guerrero se controlarán con las estrategias de integración de los cuerpos de seguridad, sostuvo el vicealmirante Salvador Jiménez Miranda, secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública.

Aseguró que la implementación del Mando Único de Policía es una de las principales estrategias del secretario de Seguridad Pública del gobierno del estado, el almirante Sergio Javier Lara Montellanos.

Consideró que la operación conjunta de corporaciones policiales de los tres órdenes de gobierno es una estrategia positiva, porque no golpea a la ciudadanía.

“Muchas veces la misma ciudadanía, por falta de oportunidades, tiene que unirse a la delincuencia. El secretario de Seguridad está estableciendo sus estrategias para integrar a todos y lograr la tranquilidad”, expuso.

Jiménez Miranda señaló que en el caso de Zihuatanejo ya se prepara a la policía municipal para integrarla a los mandos de la Policía Estatal en el momento que deban de operar juntos.

Indicó que existen metas trazadas que deben cumplirse este año, entre ellas la selección, formación y capacitación del personal.

Dijo que para finales de este año deben existir las condiciones para que las policías de los tres niveles de gobierno operen de manera conjunta.

En relación con los posibles despidos de elementos de seguridad pública en los municipios que no logren la certificación, dijo que no será fácil despedir a una persona que tiene su trabajo y depende de él.

“Desgraciadamente, no podemos saber a ciencia cierta si es un delincuente disfrazado o es una persona que por algún otro motivo no pudo pasar el examen”, explicó en entrevista.

Dijo que los exámenes realizados para la acreditación y certificación de los policías son un tema delicado, ya que muchas veces el nerviosismo o la poca educación de los uniformados hacen que no aprueben.

El secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública también aseguró que la conformación del Mando Único de Policía no le quitará autonomía a los municipios, ya que está dirigido a las cuestiones operativas de manera conjunta, en específico la integración, formación y adoctrinamiento de la Policía Municipal.

“Se trata de que estén a la par de la Policía Estatal y operativamente puedan trabajar juntos”, reiteró.