18 de julio de 2013 / 02:22 a.m.

Ciudad de México • Afuera de la embajada de Estados Unidos, la Caravana por la Paz que llevará ayuda humanitaria a Cuba realizó hoy una manifestación en contra del embargo comercial que se mantiene en contra de la isla.

Ahí el obispo Raúl Vera afirmó, quien fue uno de los oradores, indicó que el bloqueo económico a la isla "ofende a Dios no sólo a los cubanos".

Pastores por la Paz que lleva 24 años organizando la Caravana, enfatizó Vera "son portadores de un mensaje de esperanza para el pueblo cubano y signos verdaderos de llevar lo que necesitan, pero sabemos que esto de ninguna manera resuelve la vida del pueblo cubano, de ninguna manera son nuestras dádivas, en este momento sí tenemos la obligación de acudir a su ayuda a resolver las situaciones que son el efecto del bloqueo que se ejerce".

Al respecto, el pastor bautista Carlos Pérez, dijo que se debe suspender el bloque económico; dejen en libertad a los 5 presos en Cuba; que se cierre la prisión de Guantánamo que se respeten los derechos humanos y se haga justicia a quienes están ahí; se devuelva a los cubanos ese territorio.

La mayoría de los asistentes a la manifestación fueron integrantes del Frente Francisco Villa que cerraron el carril central de Avenida Reforma.

La Caravana llevará 10 toneladas de ayuda humanitaria, destinada a hospitales, escuelas, viviendas e iglesias informó el reverendo Luis Barrios al afirmar que con esta acción desafían a los Estados Unidos.

En esta ocasión, ministros religiosos, laicos y miembros de organizaciones sociales de Canadá, Estados Unidos y México, cerca de 100 activistas apoyaran solidariamente al pueblo cubano en trabajo comunitario.

EUGENIA JIMÉNEZ