24 de julio de 2013 / 01:08 p.m.

Monterrey• El coordinador parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados reconoció que el estado de Nuevo León se encuentra en lista de las entidades más endeudas.

Con la advertencia de que al adquisición de pasivos se hizo años atrás y no durante este gobierno, dio al gobernador su aval en la reestructura de la deuda que se concretó apenas este sábado, tras más de seis meses de que fue anunciada

“En la República Mexicana son varias entidades las que de una u otra manera han tenido que hacer uso mayor de los créditos con lo cual se compromete su futuro.

“Uno de los más grandes puede ser Chiapas, también lo es Michoacán; Coahuila ha tenido este problema y quizá Nuevo León no se escapa, muchos años, no necesariamente con este gobierno por lo que está intentando hacer una reestructura saludable para no frenar el desarrollo financiero en el futuro y yo confío que así se haga”, dijo.

El parlamentario señaló que ha tenido contacto con el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz quien le ha comentado sus planes de lograr salud financiera para la actual administración con la reestructura de 33,638.84 millones de pesos de su deuda.

“El gobernador Rodrigo Medina me ha contado que han estado poniendo mucho interés a lograr salud financiera para el crecimiento económico”, reiteró.

Al respecto de los pasivos de estados y municipios señaló que con la nueva legislación de Deuda Pública se pondrán las reglas que en un futuro deben observar los estados y municipios antes de pensar en un endeudamiento que comprometa por muchos años el beneficio económico de las entidades.

Comparó esta normativa con un semáforo en donde el verde se dará a los gobiernos que de acuerdo a su situación financiera puedan suscribir más deuda y para ello solicitaran su aval al Congreso de la Unión quien emitirá un fallo basado en elementos técnicos.

“Un amarillo que ya pone una alarma en estados que ya no soportan más endeudamiento y una roja en la que la opinión del Congreso tiene que ser de vigilar lo que suceda en esa entidad o municipio.

Advirtió que no se trata de violentar los principios de la federación para hacer más centralismo que controle a los estados y municipios, sin que juntos tengan un compromiso con la población para sacar adelante las finanzas.

Ejemplo de ello, es el tema de la licitación que en su opinión traerá más transparencia a los recursos públicos, pues de este modo se sabrá que institución financiera es la más adecuadas para prestar el servicio a los gobierno; y será aquella que les ofrezca mejores condiciones de bajo interés y tasas atractivas.

El diputado priista no prevé que existan reclamos por parte de los gobernantes ya que no existe el riesgo de controversia constitucional, pues la legislación quedará justamente asentada en la Carta Magna.

En cuanto a la participación del Senado en el aval a las entidades y los municipios anticipó que estarían de acuerdo siempre y cuando no se burocratice o politicen los temas.

“El Senado tiene esta inquietud que entendemos y que en Cámara de Diputados lo aceptaríamos, siempre y cuando gire no como un órgano burocratice, esta comisión bicameral que no haga caprichosas las decisiones que tome”, concluyó.

DANIELA MENDOZA