1 de marzo de 2013 / 12:51 a.m.

Cirino Plácido Valerio, consejero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias en Guerrero, respondió al comandante de la Novena Región Militar.

 Guerrero • "La mano negra está en el crimen organizado y en algunas corporaciones policiacas", no en los grupos de autodefensa, dijo el consejero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, Cirino Plácido Valerio, respecto a los comentarios del general Fausto Lozano Espinosa, comandante de la Novena Región Militar.

En Chilpancingo, Placido Valerio comentó que efectivamente, en cada proceso alternativo que se genera en la sociedad, siempre existen manos interesadas en destruirlos, ya que generalmente se contraponen a la dinámica de los grupos de poder tradicionales.

Como ejemplos puso las experiencias de San Juan Copala, en el estado de Oaxaca, donde se declaró un municipio autónomo y hubo grupos financiados por el ex gobernador José Murat Casab para propiciar la confrontación interna.

"Está visto que la mafia o la delincuencia siempre son elementos que sirven para generar conflictos desde adentro, en este caso, el Ejército no puede negar que se ha encargado de entrenar paramilitares en diferentes partes del país, como una forma para que no salgan manchados", indicó.

Reconoció que dados los resultados que han aportado, es claro que ahora se pretenda dirigir una embestida oficial en contra de la CRAC y los grupos de autodefensa de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero.

Pero enfatizó: "Si en algún lado hay mano negra, es muy claro que en el crimen organizado y en algunas corporaciones policíacas. No hay que olvidar que en muchos lugares han aparecido narcomantas en donde ellos denuncian a jefes militares coludidos con la delincuencia".

Hizo hincapié en el hecho de que la CRAC y la UPOEG representan procesos de defensa vecinal que surgieron a la luz de la opinión pública, sin ocultar información ni moviéndose dentro de la clandestinidad.

"En cada evento que hemos hecho siempre hay gente del gobierno del estado, no dudamos que nos hayan infiltrado y sin embargo no tenemos nada qué esconder, porque la Policía Comunitaria no depende del Ejército ni del narcotráfico, nosotros somos promotores del bien común".

Manifestó que las palabras del comandante de la Novena Región Militar denotan un tono amenazante, pero destacó que antes de iniciar un ataque hacia el sistema de organización de las comunidades indígenas deben analizar muy bien lo que harán.

"Ellos (los militares) están haciendo un papel policíaco cuando no es su función, las autoridades civiles federales le dan mal uso a una institución armada que se creó para resguardar la soberanía nacional, será un error intentar desaparecer a las policías comunitarias".

Ofrece diálogo a otros grupos de autodefensa del país

Respecto al surgimiento de grupos de autodefensa en otras partes del país, Plácido Valerio manifestó que la disposición es de apertura y no de cerrazón.

"Nosotros no estamos en la posición de atacar a nadie, en todo caso estamos dispuestos a acompañar esos procesos para garantizar que se encaucen adecuadamente".

Explicó: "Si los grupos de autodefensa que surgen en otras partes tienen deficiencias, nosotros con mucho gusto podemos acompañar para definir un camino común, no vamos a proceder de manera egoísta, mezquina ni con envidias".

Recordó que el surgimiento de los grupos de defensa civiles tiene su origen en la desesperación de la gente por el avance incontrolable que registró la delincuencia, ya que tras varios años de pedir auxilio no les quedó más opción que recurrir a la organización social, de lo contrario seguirían sometidos al capricho e interés de unos cuantos.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN