10 de enero de 2013 / 07:21 p.m.

El gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, cerró la controversia respecto al cobro de la tenencia vehicular al precisar que no dará marcha atrás en ese impuesto.

En conferencia de prensa donde estuvieron presentes la mayoría de los Secretarios de Estado y otros miembros del gabinete, Padres aseguró que el impuesto a la tenencia vehicular sólo afectará al 14 por ciento de los sonorenses.

El mandatario local repitió que el gobierno de Sonora se vio obligado a mantener la tenencia vehicular, debido a la enorme deuda heredada por anteriores administraciones estatales.

Advirtió que sin el impuesto vehicular, Sonora pudiese seguir la suerte de entidades como Jalisco y Coahuila, cuyas estados financieros son de quiebra.

Dijo que en 2013 el gobierno de Sonora pagará 1700 mdp solo por el servicio de la deuda que asciende a cerca de 11 mil millones de pesos.

Padrés Elias sostuvo que los 750 millones de pesos que se recaudarán por concepto de tenencia, serán aportados por el 14 por ciento de los sonorenses que cuentan con uno a más autos de 2004 en adelante.

Precisó además que ese dinero que se recaudará bajo un impuesto denominado COMUN, será destinado para la ejecución de obras en los setenta y dos municipios de la entidad.

Aseguró que el gasto de los recursos que se recauden se hará bajo un mecanismo de absoluta transparencia, mediante la creación de un fideicomiso al que tendrán acceso los ciudadanos.

 — FELIPE LARIOS GAXIOLA