28 de agosto de 2013 / 01:01 a.m.

Veracruz • El Consejo Estatal de Protección Civil mantiene alerta gris en la entidad veracruzana, debido a que las lluvias remanentes de la tormenta tropical Fernando continuarán y para el jueves pudieran incrementarse ante la presencia de otro fenómeno climatológico en formación.

Los torrenciales aguaceros han provocado que el nivel de algunos ríos se incremente y municipios como San Rafael registren severas inundaciones que causaron la caída de un puente que mantuvo por horas varados a miles de automotores sobre la carretera federal 129 Teziutlán-Nautla. La fila de unidades alcanzó más de 22 kilómetros.

El gobernador del estado Javier Duarte de Ochoa realizó un recorrido por Yecuatla, donde 9 personas murieron sepultadas por un alud de piedra y lodo la madrugada del lunes.

Allí en Yecuatla y acompañado de su esposa Karime Macías de Duarte, el gobernador participó en la misa que fue oficiada en memoria de las víctimas del derrumbe en Roca del Oro.

Cinco de las víctimas eran miembros de una misma familia que tenían apenas un mes de haber llegado de la ciudad de México a vivir al lugar.

La señora Felipa Tapia Gómez, madre de Mario Tapia quien murió junto con su esposa, suegra y dos hijos, lamentó la tragedia que enluta a su familia.

La casa de su hijo, ubicada frente a la suya y que fue partida en dos por el alud de piedras y lodo, había estado desocupada más de seis años y hace un mes sus seres queridos volvieron a Yecuatla a ocuparla. Si bien está cercana a un arroyo, jamás se había inundado. Nunca imaginaron la tragedia.

El gobernador Javier Duarte aseguró que los veracruzanos afectados por la tormenta tropical Fernand tienen con el apoyo total y absoluto del gobierno del estado.

"No están solos, cuentan con todo nuestro respaldo", afirmó al encabezar el Comando Unificado de Protección Civil en San Rafael, donde destacó la coordinación y puntualidad con la que todas las dependencias atendieron la emergencia.

"Se actuó bien y a tiempo. Las pérdidas materiales las vamos a cuantificar una vez pasada la emergencia, para iniciar con la reposición".

Exhortó a las dependencias federales e instruyó a las autoridades estatales a coordinarse estrechamente, con el fin de elaborar los censos correspondientes de damnificados de manera clara, precisa y ordenada.

El gobernador agradeció el invaluable apoyo de la Marina-Armada de México y las fuerzas federales de seguridad, los brigadistas y servidores públicos de las secretarías de Seguridad Pública, Salud, Protección Civil, el DIF estatal, así como las comisiones del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), Nacional del Agua (Conagua), Federal de Electricidad (CFE), Cruz Roja, Cruz Ambar y cuerpos de bomberos que se han movilizado a las zonas afectadas.

En San Rafael se activó el Plan DNIII-E pues, luego de los daños en viviendas y los daños a más de 400 hectáreas de limón y otros productos, afectando a un centenar de citricultores.

ISABEL ZAMUDIO