18 de septiembre de 2013 / 12:17 p.m.

Chilpancingo • El gobierno de México informó que son 57 las víctimas mortales que han dejado en el país las lluvias, los derrumbes y los estragos en infraestructura causados por el huracán Ingrid y la tormenta Manuel a su paso por el país.

Los dos fenómenos tropicales comenzaron a afectar simultáneamente a México el pasado fin de semana y aunque ayer ya habían perdido fuerza, se emitió una alerta ya que Manuel se dirige a la península de Baja California.

En una conferencia de prensa improvisada en el avión presidencial, el secretario de Gobernación, explicó que la Marina, el Ejército y la policía han evacuado a 39 mil personas en varias regiones, de las cuales 23 mil se encuentran ya en albergues repartidos por los 254 municipios afectados.

Por la tarde, en entrevista radiofónica con Joaquin López-Dóriga, el funcionario dijo que de las víctimas mortales, 27 se han registrado en Guerrero, 12 en Veracruz, 3 en Hidalgo, 3 en Puebla y los demás en Oaxaca y Coahuila.

En un balance preliminar de lo ocurrido, explicó que hay “cien arroyos o ríos desbordados” y 91 carreteras con afectaciones de diverso grado.

Osorio Chong detalló que la prioridad para el gobierno es “cuidar la vida de la gente” que está en los municipios donde sigue cayendo con intensidad la lluvia.

Los mayores daños hasta ahora están en 49 municipios de Guerrero, especialmente en Acapulco, ciudad turística que está parcialmente incomunicada, y en Veracruz, pero también hay cuantiosos daños en los estados de Hidalgo, Oaxaca y Puebla.

No obstante, "las afectaciones reales las vamos a ver en tres días", indicó al calificar de "inédito" e "histórico" el impacto del desastre natural en México.

En total hay más de 300 mil damnificados, la mayoría de ellos en Guerrero, pero varias decenas de miles también en Veracruz, y un total de 1.2 millones de afectados.

La Segob emitió ayer la declaratoria de desastre natural para 77 municipios en el país: 56 en Guerrero, 11 en Oaxaca, ocho en Veracruz y dos en Chihuahua, a causa de las fuertes lluvias que han azotado en la mayoría del territorio nacional.

GARANTIZA APOYO

El Presidente visitó ayer un albergue en la Unidad Deportiva de Chilpancingo, donde pidió a los afectados su confianza, pues, dijo, que estará personalmente atento a que se brinde el auxilio necesario.

Además, anunció que impulsará un programa para la reconstrucción de las casas afectadas en ese municipio, que se dará a partir de un censo y para lo cual su gobierno destinará recursos.

"Los damnificados, la mayoría por la crecida del río Huacapa, estarán siendo proveídos de todo lo necesario para que estén bien en esta crisis", subrayó.

LOS SAQUEOS

La situación en Acapulco es crítica, pues el mal tiempo y las condiciones de los caminos han complicado el arribo de la maquinaria para limpiar las carreteras, por lo que la comunicación tendrá que ser aérea hasta el viernes, expresó Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Tras las lluvias en el puerto, decenas de establecimientos han sido víctimas de rapiña.

La tarde de ayer se pudo apreciar cómo personas se metieron a la tienda comercial Costco, en la zona Diamante, la cual se encuentra anegada por completo.

Pese a que el agua les llegaba a la cintura, mujeres, hombres y niños sacaban lo que podían de la tienda comercial.

"Encontramos un chavo que iba cargando un refrigerador saliendo del Costco, apenas y podía caminar", narró un elemento de seguridad pública que junto con un grupo de agentes impidieron el robo de siete televisiones, baterías, vajillas, modulares y hasta planchas.

En ese sentido, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de esa localidad, Javier Saldívar Rodríguez, pidió a las fuerzas de seguridad reforzar las medidas para evitar los actos de pillaje.

En la colonia Ciudad Renacimiento una tienda departamental también fue saqueada por colonos de esa área y a algunos establecimientos más les rompieron los cristales para poder sacar mercancía.

Por tal motivo, en la Unidad Villa Paraíso I, las familias prefirieron quedarse en sus casas inundadas para cuidar las pocas cosas de valor que lograron rescatar de las inundaciones.

De acuerdo con las autoridades, al menos una docena de personas han sido detenidas al ser sorprendidos en actos de rapiña y saqueo.

EL RESCATE

En 72 horas efectivos de la Policía Federal han realizado 222 rescates aéreos en diferentes comunidades y colonias del puerto de Acapulco tras las intensas lluvias que azotaron este municipio.

Para los rescates se han utilizado seis aeronaves tipo Black Hawk, operadas por elementos de la Policía Federal desde el sábado pasado.

"Va hasta el momento un total de 222 rescates aéreos en distintas zonas, pero puede aumentar, aunque la instrucción es la de sacar a la mayor cantidad de personas que se encuentran en zonas de alto riesgo y evacuarlos lo más pronto posible", declaró un mando de la PF.

Asimismo, alrededor del mediodía de ayer, el Boeing 727 de la Fuerza Aérea aterrizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con los primeros 150 turistas que se encontraban varados en Acapulco por las afectaciones de las lluvias.

"Tenemos a 150 que ya despegaron esta mañana, 450 me informan están abordando en este momento y 600 personas más van a abordar en el transcurso de la tarde", dijo Gerardo Esparza.

Según atoridades, ayer se utilizaron 15 aeronaves de Interjet, Aeroméxico, Aeromar y dos de la Policía Federal para trasladar a los turistas varados.

HAY RECURSOS

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) cuenta con un total de 6 mil 300 millones de pesos, informó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en relación a los recursos disponibles para atender el desastre causado por las tormentas Ingrid y Manuel en la República mexicana.

El funcionario dijo ayer que se destinarán recursos principalmente a las labores de ayuda humanitaria, a las personas que han perdido familiares o que se encuentran damnificados por los deslaves e inundaciones en los diversos estados del país, y aunque no se ha evaluado el costo de los daños, el gobierno de la República hará frente a la contingencia. m 

REFORZARÁN OPERATIVOS

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, informó anoche que hay 15 mil personas damnificadas, mientras que 5 mil fueron evacuadas de sus comunidades para ser trasladadas a los 36 albergues instalados en la entidad.

En conferencia de prensa con los secretarios de Desarrollo Social y de Comunicaciones y Transportes, Rosario Robles y Gerardo Ruiz Esparza, respectivamente, el mandatario estatal dijo que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto buscan una reserva territorial en Chilpancingo para reubicar a personas damnificadas.

Asimismo, señaló que se activarán medidas de prevención sanitaria para evitar focos de infección, debido al desbordamiento del río Huacapa.

Adelantó que hoy se trasladará a Tierra Caliente y Costa Grande, al igual que a La Montaña, donde serán repartidos artículos de limpieza y despensas.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, confirmó que se aplicará el programa de empleo temporal para las tareas de limpieza y descarga de víveres.

Además, dijo que se reforzarán los operativos de vigilancia por parte de elementos de la Marina, el Ejército y la Policía Federal en las zonas afectadas.

MIRIAM CASTILLO/ CON INFORMACIÓN DE ROGELIO AGUSTÍN, JAVIER TRUJILLO, MARIANA OTERO-BRIZ Y NOTIMEX