4 de septiembre de 2013 / 08:30 p.m.

Chetumal Centro • Un grupo de maestros unidos al movimiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación bloquearon por unas horas el bulevar Kukulcán, principal avenida de la zona hotelera, donde por consideraciones al turismo están vedadas las marchas y anunciaron que mantendrán paro indefinido de labores contra la reforma educativa.

Algunos oradores pidieron a sus compañeros mantenerse unidos para mantener la protesta hasta que sus demandas sean cumplidas.

El grupo integrado por aproximadamente mil profesores –según estimaciones de la secretaría de Seguridad Pública— salió a las 10:40 y se dirigió a la llamada glorieta del Ceviche, a la entrada de la zona hotelera.

El paro iniciado anoche afecta en total a 295 mil alumnos de educación básica, de los cuales 888, son de educación inicial; 6 mil 550, de educación especial; 52 mil 498, de prescolar; de primaria 173 mil 793, de secundaria 69 mil 700 y de nivel superior 58 mil 646; de estos 20 mil son estudiantes de Conalep, Colegio de Bachillerato Técnico Industrial y de Servicios (Cbtis) y Colegio de Bachillerato Técnico Agropecuario( Cbta).

A estos se sumaron hoy 10 mil 837 alumnos del Consejo Nacional de Educación Profesional Técnica, que también se unieron al movimiento, señaló el profesor Joaquín Rafael Alcalá Cortés, supervisor de la zona tres de la secretaría de Educación de Quintana Roo.

Durante la marcha gritaban una consigna "El maestro luchando también está enseñando".

Al encontrarse en la glorieta con una barrera montada por efectivos de la policía municipal y patrullas de tránsito, tomaron con dirección al palacio del gobierno estatal.

En este lugar se sumaron al grupo unos 150 profesores que se sumaron al movimiento. En la explanada del edificio colocaron lonas e improvisaron cocinas. Un miembro del comité de lucha anunció que ahí montarán el plantón hasta recibir otra orden.

Anoche el Comité de Lucha Magisterial Quintanarroense se reunió con el secretario general de gobierno, Gabriel Mendicuti Loría y la secretaria de Educación, Sara Latife Ruiz Chávez, pero no alcanzaron puntos de acuerdo.

Al retirarse los maestros anunciaron una megamarcha este miércoles en Chetumal, que saldrá del edificio de la secretaría de Educación hasta el palacio de gobierno.

El pliego petitorio que presentan contiene 33 puntos, pero no han pasado del primero, comentaron algunos maestros al salir de la reunión. Dijeron que no hay fecha para que 295 mil alumnos de educación básica regresen a clases.

Por otro lado los tres planteles del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) de Cancún se sumaron también al paro de labores del magisterio de nivel básico con lo que los alumnos afectados suman 118 mil 837 alumnos en el municipio de Benito Juárez.

La representante sindical de Conalep, María del Carmen González Sansores, informó que la convocatoria fue dirigida por el líder local, Miguel Ángel De la Cruz Gorocica, para apoyar el movimiento de lucha que los maestros de nivel básico realizan.

El dirigente estatal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Rafael González Sabido, informó que la negociación fue abierta desde el pasado 28 de agosto y esta semana entregará un documento al gobierno estatal sobre el derecho laboral del magisterio.

"Tenemos una estrategia definida, informaremos a los compañeros que nuestro bienestar está a salvo y seguiremos negociando con las autoridades", añadió.

También apuntó que de aprobarse las leyes secundarias objetadas de la Reforma educativa es falso que su vigencia sea punitiva, los maestros que acaban de incorporarse, en seis meses tendrán oportunidad de obtener base laboral.

González Sabido reiteró que no está de acuerdo en que se afecte a escolares con derecho a la enseñanza y reiteró un llamado a la negociación y a dejar la postura radical que no llevará a nada bueno al magisterio.

La Secretaría de Educación en Quintana Roo anunció se descontará el tiempo no devengado a docentes que no cumplan su obligación de impartir clases en las aulas. La decisión es irrevocable, dejar a los niños sin clases por el paro no es la mejor estrategia.

FERNANDO MERAZ MEJORADO