7 de febrero de 2013 / 02:18 a.m.

El seleccionador Luiz Felipe Scolari, quien este miércoles debutó al frente de Brasil, reconoció marcharse un poco triste de Wembley, donde perdieron 1-2 frente a Inglaterra, aunque se dijo satisfecho con lo visto en su equipo.

"Los jugadores ingleses estaban mejor físicamente ya que llevan muchas jornadas en su campeonato en Europa. Nosotros teníamos siete, ocho o nueve jugadores que acaban de iniciar su preparación. No estoy muy decepcionado, pero triste un poco", dijo al término del choque amistoso.

"Mientras juguemos contra equipos fuertes como Francia o Italia, podremos desarrollar nuestro estilo de juego, comprobar nuestra capacidad. De momento, estoy satisfecho con el juego de hoy", aseveró.

Por otra parte, Scolari salió en defensa de Ronaldinho, quien en su regreso a la "canarinha" jugó 45 minutos y falló un penal (min. 19). "Ha jugado solo un partido con su equipo antes de venir a la selección", justificó.

"Si continúa trabajando como lo hace en su equipo será convocado de nuevo. En el penal hay que también darle mérito al portero (Joe) Hart", agregó el estratega carioca.

Asimismo, recordó que cuando debuta al frente de algún equipo, casi siempre pierde. "Ya estoy habituado a perder el primer encuentro, pero luego estoy acostumbrado a ganar partidos y campeonatos", advirtió.

Por ello, le pidió paciencia a la afición. "A los aficionados brasileños les pido que esperen, que estamos desarrollando nuestras capacidades. Este partido fue bueno en varios aspectos y nos sirvió para observar cosas de cara al futuro", puntualizó.

Notimex