12 de marzo de 2013 / 10:48 p.m.

Luego de que un maestro y una alumna de Cobach fueran asesinados, un grupo de personas salieron a las calles para pedir a autoridades mayor seguridad.

Acapulco, Gro. • Más de dos mil maestros, alumnos de diez planteles del Colegio de Bachilleres y padres de familia marchan para protestar por la inseguridad que dejó sin vida a un maestro y una alumna.

"Mire por el miedo estamos marchando en la costera (Miguel Alemán), tenemos miedo que vuelva a ocurrir lo del viernes pasado (cuando) fueron asesinados un maestro y una alumna".

"Ese miedo nos hace salir a las calles para exigirle al gobierno del estado y municipal que nos de seguridad, que reubiquen el plantel porque tenemos mucho miedo que nos vuelva a pasar lo mismo que al maestro y una alumna", dijo un maestro del Colegio de Bachilleres del plantel siete.

Desde las 09:00 de la mañana, más de dos mil alumnos de los diez planteles educativos y estudiantes de la Unidad Académica de Odontología de la Universidad Autónoma de Guerrero, se concentraron en el Asta Bandera, sobre la costera Miguel Alemán, desde donde partieron a la Casa de la Cultura para reunirse con autoridades educativas y de la PGJ.

"Luego de haber permanecido siete días secuestrados el profesor en informática Gilberto Moreno Martínez y su sobrina Tayde Ocampo Martínez, de 16 años, que no le hizo mal a nadie, antes de morir fue torturada y la balacearon, dice la necropsia, todo ocurrió cerca del plantel siete del Colegio de Bachilleres", explicó.

A lo largo de la marcha padres de familia, maestros y alumnos lanzaron consignas contra el gobierno del estado y el municipal.

-¿Van a parar clases, van a cerrar la escuela?

-No. Vamos a tomar clases en el Zócalo de Acapulco, donde todos los estudiantes estarán tomando clases de matemática, inglés, química, para los alumnos de segundo, cuarto y sexto semestre, clases todos los días, Eduardo Sotelo Cabrera, docente del Colegio de Bachilleres.

En tanto la marcha avanzaba sobre la Costera Miguel Alemán, la totalidad de los manifestantes iban vestidos de negro y con cartulinas con diversas leyendas en contra del gobierno y la inseguridad.

"No eran españoles, no eran italianos, eran buenos mexicanos", otra más que coreaban "Aguirre Rivero, la seguridad es primero", entre otras.

Ricardo Menes Domínguez, alumno del Cobach del plantel siete, que participaba en la marcha afirmó “Ya me mataron a mi maestro, y ¿ahora ya no voy a ir a la escuela porque tengo miedo”, dijo.

JAVIER TRUJILLO