2 de marzo de 2013 / 09:58 p.m.

Miles de simpatizantes de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero mostraron su respaldo hacia ese grupo y negaron que exista alguna “mano que mesa la cuna”.

 

Chilpancingo • Al menos cuatro mil simpatizantes activistas de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) marcharon en la cabecera municipal de Ayutla de los Libres para defender el movimiento de autodefensa ante los ataques mediáticos recibidos por el comandante de la IX Región Militar Fausto Lozano Espinosa.

En la marcha de este sábado participaron contingentes de la Región Centro, Montaña y Costa Chica con el argumento de que las autodefensas no tienen vínculos con grupos de delincuentes ni expresiones subversivas.

Bruno Placido Valerio, dirigente de la UPOEG señaló que el comentario del comandante de la Novena Región está fuera de lugar, pues no hay ninguna mano que mesa la cuna en el caso de las autodefensas.

Aseguró que la UPOEG en ningün momento plantea la confrontación con las autoridades legalmente establecidas, ya que su origen fue motivado por las omisiones que cometieron los tres niveles de gobierno y que permitieron que la delincuencia se saliera de control, complicándose severamente en los dos últimos sexenios.

La autodefensa de UPOEG, de acuerdo al dirigente tiene el respaldo de las poblaciones en que opera y que solo responde el interés de garantizar la integridad de sus habitantes de comunidades.

Por eso llamó a mantener la comunicación con las autoridades pero de ninguna manera asumir una actitud de sumisión, ya que la coordinación siempre estará sujeta al respeto mutuo.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN | CORRESPONSAL