19 de abril de 2013 / 08:12 p.m.

Chiapas • Miles de maestros federalizados y cientos de indígenas chiapanecos marcharon por las calles de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado, para protestar por la reforma educativa y exigir la liberación del indígena Alberto Patishtán Gómez, en el marco de la visita de Enrique Peña Nieto y el ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva a esta entidad.

Pese a la advertencia de que los profesores que se ausentaran de las aulas recibirían el descuento correspondiente, alrededor de dos mil trabajadores de la educación pertenecientes al Bloque Democrático de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) se lanzaron a las calles la mañana de este viernes.

El contingente fue encabezado por aproximadamente medio millar de indígenas, entre estos, integrante de las Abejas de Acteal, organización conformada por sobrevivientes y víctimas de la masacre ocurrida en la comunidad Chenalhó en 1997 y bases de apoyo del EZLN.

Los maestros, de la sección 7 del SNTE, aprovecharon que este viernes se realizaría la manifestación indígena para desplegar sus mantas y lanzar consignas en contra de la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Simultáneamente, en Navenchauc, comunidad tzotzil del municipio de Zinacantán, Peña y Lula efectuaban un recorrido para, posteriormente, concluir con un acto en el que se detallarán las acciones de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

La marcha indígena-magisterial se realizó en plena calma, con una discreta vigilancia policial, aunque causando una reacción de malestar al congestionar por varias horas la principal avenida de la ciudad, al obstaculizar los dos carriles en ambos sentidos desde el inicio de la movilización, teniendo como punto de partida la fuente denominada “Diana Cazadora” al oriente de la capital.

En respuesta a las versiones de un supuesto intento del gobernador Manuel Velasco Coello para evitar la protesta, Comunicación Social del estado precisó que la visita del mandatario a Patishtán este jueves fue para refrendar la inocencia y apoyo al maestro indígena por parte del Ejecutivo estatal, posicionamiento que Velasco ha realizado con anterioridad.

Patishtán se encuentra preso en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados número 5, en San Cristóbal de las Casas, acusado de la emboscada y asesinato de siete policías, condenado a 60 años de prisión en un proceso que, según han documentado organismos de derechos humanos, fue viciado y corrompido desde su inicio.

A su vez, Rafael Guillén Domínguez, subsecretario de Educación Federalizada, reiteró que se aplicarán los descuentos salariales a los maestros que no se presentaran a trabajar, de conformidad a la normatividad vigente.

El funcionario exhortó al magisterio chiapaneco a dar prioridad al servicio educativo y no interponer intereses ajenos en perjuicio de los estudiantes.

HERMES CHÁVEZ