7 de septiembre de 2013 / 04:24 p.m.

Mérida • En la ciudad de Mérida se dieron cita dos contingentes de maestros y trabajadores de la educación, quienes realizan sus marchas por separado.

Aunque en la entidad la presencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) es mínima, la Sección 57 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) decidió convocar a sus agremiados a una marcha desde el remate de Paseo Montejo hacia el Monumento a la Patria.

La marcha del SNTE es en sentido contrario a la convocada por Docentes Unidos por Yucatán, que ya en días pasados realizó su primera manifestación a las puertas del Palacio de Gobierno y en la sede del Poder Legislativo estatal.

Ángel Marbelino Burgos, dirigente de la sección 57 del SNTE descalificó a Docentes Unidos por Yucatán asegurando que se encuentran infiltrados por intereses de partidos políticos, concretamente el PAN y el PRI.

Por su parte Docentes Unidos por Yucatán calificó al dirigente sindical como esquirol del PRI por convocar a una marcha diferente en vez de unir esfuerzos.

En Yucatán hay además otros minisindicatos magisteriales, como el Sertey, plenamente vinculado al PRI y uno más cuyo dirigente es actualmente alcalde de la ciudad de Umán.La marcha de Docentes Unidos fue convocada desde el parque de Santa Lucía, tradicional sitio cultural de serenatas yucatecas, hacia el Palacio de Gobierno, a unas cinco cuadras de distancia.

Ángel Marbelino Burgos Narváez, representante del SNTE en Yucatán, señaló que su marcha es “para manifestar los desacuerdos de la Sección ante la reforma educativa y que se plasman en seis puntos: la redignificación del trabajo magisterial, por la seguridad laboral y contra el cambio de actividad de los docentes que resulten no aptos para el magisterio de acuerdo a las evaluaciones que se realicen.

Así como por una clarificación en las evaluaciones, en la que se les informe que yerros cometieron y les dé tiempo de preparase entre una y otra, y que estas sean extensivas a las autoridades de educación; por una capacitación de calidad a los maestros, sin curso repetitivos con personal no calificado, y que clarifique que pasará con las normales del país.

Asimismo, anunció que la sección 57 realiza un análisis de la nueva reforma, para determinar en qué puntos consideran que debe ser modificada y planteárselos a los diputados y senadores.

DANIEL BARQUET