23 de enero de 2013 / 02:56 a.m.

Los manifestantes dijeron que presentaron en la Junta de Conciliación y Arbitraje un emplazamiento de huelga contra las autoridades universitarias por presuntas violaciones al contrato colectivo de trabajo.

 Oaxaca • Un grupo de trabajadores de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), realizaron la toma de calles en la capital para presionar al gobernador Gabino Cué a que libere poco más de 10 millones de pesos para impulsar un esquema de mejoramiento salarial y permita la adquisición de terrenos para dotar de vivienda, además de que autorice la construcción de una guardería.

Los manifestantes se apoderaron de cruceros estratégicos de la zona norte y oriente de la ciudad, previo a que sostuvieran su reunión previa en la Junta de Conciliación Arbitraje (JCA), donde han presentado un emplazamiento a huelga en contra de las autoridades universitarias por presuntas violaciones de contrato colectivo de trabajo.

Más tarde realizaron una marcha que culminó en el centro histórico donde esperaban ser atendidos en audiencia por autoridades de la Secretaría General de Gobierno.

La dirigente del gremio Martha Yadira de la Rosa Saldívar, acusó al rector de la UABJO, Eduardo Martínez Helmes, de cometer 34 violaciones al contrato colectivo por no dar importancia a sus peticiones respecto al contrato de personal ajeno al sindicato, además de que exigió la entrega de material de trabajo y apoye el plan de mejoramiento salarial.

Dijo que el gobierno estatal se comprometió con una minuta signada el año pasado a permitir la liberación de 7.5 millones de pesos para aplicar un programa de calidad y eficiencia para recuperar la capacidad salarial, mediante la entrega de un subsidio irreductible, además de 2.5 millones de pesos para compra de terrenos de vivienda a los manifestantes, un millón más para tareas de urbanización y la creación de una guardería para los hijos de las madres trabajadoras del STEUABJO.

Según la dirigente gremial los trabajadores de la universidad de Oaxaca son los peor pagados del país, perciben salarios de hambre.

“Somos de los últimos en la retabulación salarial a nivel nacional, incluso estamos por debajo de sistema y subsistemas de educación como los es Sistema de Universidad Regionales de Oaxaca (Suneo), el Cecyte y el Cobao.

Un compañero está ganando de mil 600 a mil 800 pesos quincenales cumpliendo una jornada laboral de 16 horas, cuando deberían estar ganando poco más de 3 mil 500 pesos”, dijo.

Afirmó que la entrega de los fondos para el esquema de mejorar salarial fue también un compromiso que asumieron diputados locales.

OSCAR RODRÍGUEZ